El exjugador de la Real Sociedad Ricardo Sá Pinto se encara con los aficionados de su equipo, el Moreirense / TWITTER

Exrealista Ricardo Sá Pinto se encara con su afición tras las derrota del Moreirense, colista de la Liga Portuguesa

El conjunto del extxuri-urdin cayó por la mínima ante el Vitoria Guimaraes y se sitúan a seis puntos de la salvación a falta de 6 partidos

Jon Munarriz
JON MUNARRIZ

La lucha por evitar el descenso de la Liga Portuguesa está al rojo vivo. Y Ricardo Sá Pinto, exjugador de la Real Sociedad, lo está sufriendo en primera línea. El exdelantero portugués está al frente del Moreirense, colista de la clasificación, y se ha complicado su estancia en la máxima categoría lusa después de perder ante el Vitoria Guimaraes por 0-1. Sin embargo, la imagen del choque se vio después del pitido final cuando Sá Pinto se acercó a donde estaban sus seguidores quienes, muy cabreados, exigían respuestas al entrenador.

La victoria hubiera supuesto una bocanada de aire fresco para el Moreirense y soñar con la permanencia a falta de 6 jornadas. En estos momentos se encuentra a cinco puntos del Tondela, antepenúltimo de la clasificación y equipo donde milita el jugador txuri-urdin Modibo Sagnan, y a seis del Arouca, el último en salvarse. «Soy entrenador y tengo que buscar soluciones, sino no hago nada. Mientras la dirección crea que soy la solución, estaré aquí en cuerpo y alma y no me rendiré hasta el final», aseguraba para un medio luso el extxuri-urdin al final del partido.

Al parecer, no todos los aficionados del Moreirense están de acuerdo con las declaraciones de su técnico. Muchos fueron los aficionados que le increparon después de que el entrenador y los jugadores se acercaran hasta el graderío para pedir disculpas por la derrota. No obstante, también hubo gente que reconocía la mejoría del equipo y trataba de animar a una plantilla hundida y a la que cada vez le queda menos margen de maniobra.

Ricardo Sá Pinto aterrizó en la Real Sociedad en la temporada 1998/1999 procedente del Sporting de Lisboa. El luso disputó 77 partidos con la elástica blanquiazul y anotó 7 goles. Tras dos temporadas con el conjunto guipuzcoano regresó al Sporting de Lisboa.