Real Sociedad

Un reto gigante similar a la final de Copa

Nerea Izagirre, ante Vicky Losada y Melanie Serrano en el duelo de la primera vuelta (2-5). / MICHELENA
Nerea Izagirre, ante Vicky Losada y Melanie Serrano en el duelo de la primera vuelta (2-5). / MICHELENA

La Real Sociedad rinde visita hoy (18.30 horas, GOL) a un Barcelona que sigue peleando por la Liga y que tiene la Champions en el horizonte

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

La final de Copa queda lejos. Antes de que llegue el 11 de mayo, la Real Sociedad deberá jugar ocho partidos de Liga cada uno con sus distintas aristas, pero si hay uno que se parece en algo al que jugará en Granada ante el Atlético de Madrid es el que le espera esta tarde por la entidad del rival y por las dificultades que va a encontrar para sacarlo adelante. Porque la Real Sociedad visita hoy al otro trasatlántico de la Liga: el Barcelona. El reto es gigante. A priori no hay color, pero tampoco lo había en la pasada temporada y la Real consiguió arañar un empate.

La Real Sociedad llega a este partido con la moral por las nubes. Ha tenido días sin competición para asimilar todo lo que vienen viviendo sus jugadoras en las últimas semanas y hoy se presentan en Barcelona con idea de plantar cara a un equipo que puede estar algo despistado porque el fin de semana se mide al Atlético de Madrid en la última oportunidad por engancharse a la pelea por el título de Liga y el miércoles que viene juega el partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Kvinner FK. Si el Barcelona corre más de la cuenta y da por ganado el partido ante la Real, puede tener problemas como los tuvo cuando perdió no hace mucho ante el Sporting de Huelva (2-3) y cedió un empate ante el Espanyol (0-0).

La Real Sociedad encadena once partidos sin perder entre Liga y Copa. Hay que remontarse al 9 de diciembre cuando perdió en el campo del Betis. Desde entonces, victorias y empates que le han llevado al sexto puesto, con 33 puntos, con opciones de pelear por la cuarta plaza que hoy ocupa el Athletic con cuatro puntos más. El técnico Gonzalo Arconada ha dejado fuera de la lista a Ramajo. El resto de jugadoras habituales estará hoy en Barcelona.

Catorce internacionales

Los números del Barcelona asustan: marca una media de 2,9 goles y recibe 0,5 por partido. Desde que en 2015 el club dio el paso al profesionalismo la distancia sobre el resto de clubes de la Liga, exceptuando el Atlético de Madrid, es sideral. De hecho, ha realizado un esfuerzo para internacionalizar el vestuario y subir la competitividad del equipo. Incluso ha llegado a pagar por los traspasos de Mapi León (ex del Atlético) y Lieke Martens (con contrato con el Rosengard sueco).

El Barcelona tiene hoy a nueve jugadoras internacionales con España (Sandra Paños, Marta Torrejón, Andrea Pereira, Leila Ouahabi, María León, Vicky Losada, Alexia Putellas, Aitana Bonmatí y Mariona Caldentey), dos con Holanda (Lieke Martens y Stefanie Van der Gragt), una con Inglaterra (Toni Duggan), Brasil (Andressa Alves) y Nigeria (Asisat Oshoala). Y la tendencia es seguir este camino.

Stefanie Van der Gragt sufrió un problema muscular con Holanda, mientras que Andrea Pereira tiene un esguince de grado uno en el tobillo. No parece que ninguna de las dos vaya a forzar con el partido ante el Atlético en el horizonte, por lo que Torrejón podría acompañar a Mapi en el centro de la zaga y dejar el lateral a Candela Andújar o Gemma Gili, que viene de lesión. El técnico tampoco podrá contar a Patri Guijarro ni Bárbara Latorre y tiene la duda de Andonova.

La centrocampista barcelonesa Aitana Bonmatí advierte del peligro de la Real Sociedad. «No podemos pensar más allá del partido de esta tarde. La mejor forma de encarar los partidos ante el Atlético y el de Champions es hacer un buen encuentro ante una Real que juega bien a fútbol, que ya vimos en la ida qué es capaz de hacer. La Real es un equipo competitivo y que llegará con mucha confianza después de haber logrado el pase a la final de Copa. Hay que encarar el partido concentradas».