La respuesta de siempre

Un equipo es más que la suma de once jugadores

La respuesta de siempre
Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDO
  • 1

Un equipo es más que la suma de once jugadores

En la pelota, existe una preciosa expresión hacer pareja. Se utiliza cuando el juego de dos pelotaris es mayor que la suma de sus individualidades. Eso fue la Real ayer. Más un equipo que once jugadores. Acosado por las bajas, el equipo blanquiazul se agrupó en torno a viejos valores como la solidaridad, el esfuerzo y los fundamentos aprendidos a lo largo de los años en Zubieta para elevarse por encima de sus limitaciones. Con esas herramientas modestas se plantó en un campo grande. Y se plantó a competir.

  • 2

Una alineación que exhibe las limitaciones

La alineación de la Real fue la expresión transparente de sus limitaciones Nueve jugadores de la cantera, con chavales como Gorosabel, Sangalli y Bautista, sin recorrido en la élite. La misma respuesta de cada vez que el club ha tenido dificultades, Zubieta. Y, como cada vez, la respuesta correcta. La cantera llevó a la Real a lo más alto y le rescató de lo más bajo. Está escrito en los libros de historia. Ayer, en una situación sin ninguna gravedad, volvió a acudir al rescate. El partido distaba de ser trascendental, así que la victoria fue casi un gesto estético, teatral, de los más jóvenes. Se adueñaron de un partido grande.

  • 3

Zubeldia hace girar el mundo a su alrededor

Se adueñaron del partido y el jefe del negocio fue Igor Zubeldia, como cada día desde hace meses. Feroz competidor, el azkoitiarra ha tenido que medirse desde el primer día con el mejor jugador del equipo, Asier Illarramendi. Y, lejos de acobardarse o rendir pleitesía a la figura, le ha desplazado de su sitio. El mutrikuarra empezó a ver la temporada pasada que el chaval había llegado para quedarse y, esta campaña, el fenómeno no ha hecho sino acrecentarse. Zubeldia es el mejor de la Real y hace girar el mundo a su alrededor. Una aparición impactante. Tiene 21 años.

  • 4

El balón circula veloz, qué gran noticia

La Real jugó un partido con personalidad, con fútbol medido y pocas cosas para la galería. Jugó posicionada, ocupando las zonas importantes del campo y eligió un estilo sobrio. Pero pronto se empezó a ver algo. Que el balón salía con velocidad de los pies de cada realista, tocado. Pases fuertes, controles firmes. Qué gran noticia, porque ahí reside la clave del juego, en que el balón corra. Y a los realistas, les corría. Les salía mucho del frontis, por recuperar en un día de derbi la referencia a la pelota, el deporte por excelencia del país. Pierna fuerte, ahí se hizo grande la Real. Pierna fuerte para jugar, no para pegar. La Real de siempre, también ahí. Con nueve de casa.

  • 5

San Mamés, un campo propicio para la Real

La victoria de ayer en Bilbao confirma que San Mamés es un campo propicio para la Real. De hecho, el estadio bilbaíno, tanto en su versión antigua como en la nueva, es donde más victorias a domicilio ha logrado: 14. Le siguen con 13 Sevilla y Valencia.

Más sobre el Athletic 1 - Real Sociedad 3

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos