Real Sociedad

La renovación de Zaldua se demora

Joseba Zaldua en el entrenamiento de la Real Sociedad este lunes./Félix Morquecho
Joseba Zaldua en el entrenamiento de la Real Sociedad este lunes. / Félix Morquecho

Ha pasado casi un año desde los primeros contactos entre las dos partes y todavía no hay acuerdo | Su contrato vence en 2020, el club le ofrece dos temporadas más y el jugador quiere tres para completar los mejores años de su carrera aquí

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

La renovación de Joseba Zaldua se está demorando bastante más de lo previsto. Hace cerca de un año que la Real Sociedad inició los contactos para ampliar su contrato –que vence en 2020– y mejorarle las condiciones del mismo, pero el acuerdo sigue sin producirse. Y las posturas a día de hoy no parecen cercanas, aunque tanto el club como el jugador no vislumbran otro escenario que no sea el de mantener unidos sus caminos.

El donostiarra jugó cedido la pasada temporada en el Leganés y en verano fue recuperado desde Anoeta. Olabe, que es quien está llevando las negociaciones, comunicó entonces al entorno del futbolista la predisposición del club para juntarse y estudiar durante los meses siguientes una extensión de su contrato. El que tiene ahora en vigor data de hace tres años, de febrero de 2016, cuando Eusebio acababa de sustituir en el banquillo a Moyes.

En este tiempo Zaldua ha dado un paso adelante y se ha convertido en el lateral derecho titular de la Real. La pasada campaña ya jugó 30 partidos en el Leganés, sumando 2.559 minutos, y en esta ya lleva 20 disputados, 17 de Liga y 3 de Copa, con 1.623 minutos a sus espaldas. Y eso que en octubre una lesión de tobillo le hizo perderse cinco jornadas y en diciembre sufrió problemas musculares en el muslo izquierdo.

Diferentes puntos de vista

El caso es que el tiempo ha ido pasando y el acuerdo no se ha producido. Y eso que, en principio, su renovación no parecía que entrañase una gran complejidad. En verano la Real Sociedad aprovechó para blindar a Zubeldia, Illarramendi y Oyarzabal, tres canteranos sobre los que levantar su futuro proyecto. En octubre hizo lo propio con Willian José y en diciembre pasaron por el despacho de Aperribay para renovar las jóvenes promesas Ander Barrenetxea y Roberto López. El mes pasado los que lo hicieron fueron los franceses Kevin Rodrigues y Le Normand. Por una cosa o por otra, el asunto de Zaldua ha ido quedando relegado ante otras cuestiones más prioritarias.

Así se ha llegado a marzo con su renovación estancada. Ambas partes mantienen puntos de vista distintos, aunque ello no significa que no puedan llegar a un acuerdo. La oferta inicial de la Real Sociedad contemplaba una ampliación de dos temporadas, hasta 2022, mientras que desde el lado del jugador la solicitud era de un mínimo de tres. Zaldua tiene 26 años y su deseo es firmar con su club de siempre un contrato que le garantice quedarse aquí.

El club juega la baza de que Zubieta es una fábrica inmejorable de laterales diestros. Ya traspasó el verano pasado a Odriozola por 30 millones al Real Madrid, la pasada temporada hizo debutar a Gorosabel y en esta, a Álex Sola. Ambos han ofrecido excelentes prestaciones, sin olvidar de que Imanol también tiene la alternativa de contar en el lateral con Aritz Elustondo. Además, Álex Petxarroman, que es de la misma generación de Oyarzabal, Zubeldia, Aihen y Guevara, también ha dado un salto importante en esta posición en su segundo año en el Sanse.

Roberto Olabe se está revelando como un duro negociador desde que asumió la dirección de fútbol. A él le corresponde, como máximo responsable deportivo, establecer la duración y la cuantía de los contratos. Y para poder contar, por un lado, con futbolistas con buenos contratos como Oyarzabal, Illarramendi, Merino, Willian José, Januzaj, Héctor Moreno, Rulli o Moyá, por poner unos ejemplos, hay que apretar por otro. Y esto puede suponer que alguna renovación, como es el caso, se dilate más en el tiempo.

El jugador quiere seguir

En principio ninguna de las dos partes contempla la opción de no llegar a un acuerdo. El club cuenta con el jugador y este quiere seguir desarrollando su carrera en la Real Sociedad, donde lleva desde los 14 años. Si las intenciones de ambos confluyen, es cuestión de dar forma a las condiciones contractuales.

En el horizonte aparece la fecha del 30 de junio. Lo más probable es que se alcance un acuerdo para entonces, porque nadie desea que este asunto se alargue más. Zaldua, porque quiere centrarse únicamente en su carrera deportiva y no sería lo más aconsejable irse de vacaciones con su renovación pendiente. Y la Real Sociedad porque tendría un futbolista que sería libre para negociar con otro club desde el 1 de enero. Y eso siempre es un peligro. No hay más que ver cómo acabó la historia de Canales...

Más