La recuperación de Merquelanz está siendo meteórica

Concha, Merquelanz, Soroa, Illarra y Sangalli, en el Urdaburu. /
Concha, Merquelanz, Soroa, Illarra y Sangalli, en el Urdaburu.

Hoy se cumplen tres meses de su lesión en Ipurua y el extremo irundarra va quemando etapas a toda velocidad

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ SAN SEBASTIÁN.

Una fotografía colgada por Illarramendi en instagram en la cima del monte Urdaburu, una de las cumbres más visitadas de Donostialdea, nos ha puesto sobre la pista. En ella aparece, además del mutrikuarra, Merquelanz, Sangalli y Concha, tres realistas que afrontan periodos de recuperación. El fisioterapeuta Imanol Soroa completa el autodenominado 'Urdaburu Team'.

Sangalli y Concha ya se han dejado ver esta misma semana en el campo número dos de Zubieta realizando trabajo individualizado con balón, por lo que no son noticia. De Merquelanz, sin embargo, poco se sabía y esta instantánea demuestra que su recuperación va por buen camino. De hecho, sus sensaciones son bastante buenas cuando apenas hace dos meses y medio que pasó por el quirófano para «suturar el menisco interno y reconstruir el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha con una plastia de tendones propios».

Hoy hace justo 90 días, tres meses, que cayó lesionado en Ipurua en una acción fortuita cuando apenas había pisado el campo en su debut en Primera División. El destino le jugó una mala pasada, justo el día que reaparecía oficialmente después de superar otra lesión de cruzado en la rodilla contraria. El extremo irundarra derramó todas las lágrimas posibles sobre el mismo césped pero una vez en el vestuario, arropado por los compañeros y los suyos, cambió el chip y solo pensó en positivo. Esta mentalidad le ha llevado a la cima del Urdaburu en un tiempo récord.

Antes de ser operado el 15 de septiembre por Mikel Sánchez en Vitoria, realizó un importante trabajo en el gimnasio para mantener la musculatura del cuádriceps intacta. Tras pasar por el quirófano, abandonó enseguida las muletas y emprendió la rehabilitación junto a los fisios, antes de ponerse a las órdenes de los preparadores físicos. Desde entonces ha hecho bicicleta, ha corrido en la cinta rodando antigravedad Alter G y más pronto que tarde se le verá en el césped de Zubieta realizando trabajo individualizado.

Los médicos están sorprendidos con su rápida recuperación, que achacan a su genética y a su enorme predisposición al esfuerzo, aunque no se van a saltar los plazos y mantienen los seis meses de baja establecidos para este tipo de lesiones.

La pasada temporada ya superó una situación parecida cuando se rompió el cruzado de su rodilla izquierda en El Sardinero ante el Racing el 12 de diciembre. A final de temporada ya estaba entrenándose con sus compañeros, participó en verano como uno más con la primera plantilla y el último día de agosto se estrenaba en Primera División. Ahora trabaja para volver cuanto antes, aunque ni él ni los médicos quieren precipitarse.

Januzaj y Zaldua, disponibles

La Real Sociedad volverá hoy a entrenar en una sesión en la que, en principio, no faltarán Januzaj ni Zaldua, ya que los percances que les obligaron a retirarse antes de tiempo contra el Celta no revisten gravedad. Januzaj tenía algo cargada la rodilla por el estado del césped y ya dejó claro en las redes sociales que el cambio fue «por precaución». Zaldua, por su parte, sufrió unos calambres. Garitano podrá contar ante el Betis con los mismos jugadores que ganaron el lunes al Celta, además de recuperar a Illarramendi, que fue baja por sanción.

 

Fotos

Vídeos