El récord de Gipuzkoa de 400 metros tiene los días contados