Pierre-Emerick Aubameyang. / EFE

La Real Sociedad recomienda a sus jugadores no exponer su vida privada en las redes sociales para evitar robos

Varios jugadores han sufrido robos en sus domicilios en los últimos meses, siendo Aubameyang el caso más reciente

EL DIARIO VASCO

En los últimos meses ha sido más común de lo deseado los casos de robo en los domicilios de futbolistas de Primera División. Pierre-Emerick Aubameyang ha sido la última víctima de esta ola de asaltos. En la madrugada del domingo al lunes, el jugador gabonés sufrió un robo muy violento en su casa de Castelldefels (Barcelona). Una banda de al menos cuatro miembros irrumpieron en su domicilio de madrugada con armas de fuego y barras metálicas. Su caso ha llevado a distintos equipos de la Liga, entre ellos la Real Sociedad, a crear una serie de pautas para evitar estos hechos.

La Real, por ejemplo, hace tiempo que no detalla dónde residen sus jugadores y la recomendación es que ni ellos ni nadie de sus familias exponga su vida privada en las redes sociales, o por lo menos que no muestren imágenes de sus casas ni de sus coches de lujo, joyas o relojes. Las bandas controlan los movimientos con facilidad de los jugadores. Saben cuando se entrenan, cuando juegan y son objetivos sencillos de vigilar y controlar.

La Liga está preocupada y por eso ha compartido esta serie de recomendaciones a los futbolistas de la competición. Una banda de al menos cuatro miembros irrumpió de madrugada en su domicilio con armas de fuego y barras metálicas. Tras amenazar y golpear al futbolista y a su mujer, y en presencia de sus hijos, los miembros de la banda, encapuchados y que hablaban italiano, forzaron al jugador a abrir la caja fuerte, de la que robaron joyas. El futbolista, de 33 años, se resistió y recibió un golpe en el mentón con una barra metálica. Su mujer, Alysha Behague, también fue golpeada en la cabeza. Ambos resultaron heridos leves. Los ladrones huyeron en un coche de alta gama después de mantener tendidas a las víctimas tendidas sobre el suelo durante una hora. Los Mossos han activado un operativo para su detención.

Y es que la situación del delantero culé es más común de lo deseado. No hace ni dos semanas Samu Castillejo, jugador del Valencia, sufrió un asalto en su casa, con suerte de no estar en la misma cuando entraron los atracadores. Dos asaltos en tres jornadas. No es casualidad. Los futbolistas del Real Madrid y del Barcelona lo han sufrido en sus carnes en más de una ocasión. A Casemiro le asaltaron su casa con su mujer e hija dentro durante un derbi en 2019, a Lucas Vázquez le ocurrió algo parecido mientras estaba con su familia de vacaciones, y Zidane e Isco sufrieron en sus carnes la visita de los ladrones a sus domicilios en plena oleada de robos a componentes del Real Madrid en 2019.

Varios futbolistas del Barça también fueron asaltados por bandas organizadas en sus domicilios. El caso más sonado fue el de Gerard Piqué en 2018. Aprovechando que el jugador estaba concentrado con su selección y que su pareja Shakira se encontraba de gira, los ladrones entraron en su domicilio de Espluges para llevarse numerosos objetos de valor. En estas mismas fechas ocurrió otro asalto en casa de Jordi Alba. Alarmas, discreción, control de los alrededores, seguridad privada y sentido común a la hora de dar información de cada uno de sus movimientos suelen ayudar a rebajar este tipo de asaltos que están asustando a muchos jugadores que viven en casas a las afueras de las ciudades.