Previa

Real Sociedad: un partido para marcar territorio

Sandro se entrenó ayer como uno más y está para estrenarse hoy con la Real. También están listos Héctor Moreno, Pardo, Illarramendi, Willian José, Zaldua, Merino... /FOTOGRAFÍAS PEDRO MARTÍNEZ
Sandro se entrenó ayer como uno más y está para estrenarse hoy con la Real. También están listos Héctor Moreno, Pardo, Illarramendi, Willian José, Zaldua, Merino... / FOTOGRAFÍAS PEDRO MARTÍNEZ

La Real busca hoy (13 horas) ante el Valencia su primera victoria en Anoeta con la novedad de Sandro |

ÁLVARO VICENTE SAN SEBASTIÁN.

En un horario inusual, el tercero distinto en otros tantos partidos en Anoeta en esta temporada, la Real Sociedad recibe hoy al Valencia a las 13 horas y en el vestuario de Garitano no se piensa en otra cosa que no sea ganar tras la derrota ante el Barcelona y el empate ante el Rayo en las dos anteriores comparecencias en su remodelado campo de fútbol. El entrenador empieza a recuperar jugadores y eso significa que tiene más variantes a su disposición y por tanto también que los juegos de malabares que está haciendo cada semana serán cada vez menos.

Porque Sandro, uno de los fichajes que ha llegado para marcar diferencias, está para debutar en la Real tras superar el esguince en la rodilla derecha que le ha impedido entrar en la convocatoria en las tres últimas jornadas. La Real gana velocidad con él, algo de lo que adolece, posibilidad de jugar el espacio y gol. Si al delantero se le une Willian José, entonces sí podemos empezar a ver de lo que puede ser capaz la Real esta temporada. Ellos dos, más Oyarzabal, serán la punta de lanza de la Real. No habrá cambios atrás. Rulli seguirá en la portería -ayer volvió a ser convocado con la selección de Argentina- y también continuarán en el once de inicio Zaldua, Aritz, Héctor Moreno y Kevin. Garitano recuperará a Illarramendi tras ser suplente en los dos últimos partidos. A él se unirá Zubeldia, fijo para el técnico, y la incógnita es quién es el tercer integrante en el centro del campo, si Pardo o Merino, con más opciones para el navarro, que viene de menos a más en el último mes y que tiene un físico que se adapta mejor a un partido exigente como éste. Llorente, Januzaj y Merquelanz siguen lesionados, y Juanmi y Theo no tienen opciones de entrar en la convocatoria porque el Comité de Apelación desestimó ayer el recurso presentado por la Real y mantiene las sanciones de tres y cuatro partidos, respectivamente.

Solidez y efectividad. A la Real le espera un rival herido que todavía no sabe lo que es ganar en Liga. Esta circunstancia le hace doblemente peligroso. Es el mismo Valencia que hace nada se merendaba todos los titulares por su sólido juego en el que todos jugaban de memoria y que se ganó una plaza en Champions con todo merecimiento, así que la bestia puede despertar en cualquier momento. Ante un rival como este, la Real no puede experimentar. Necesita tener la misma solidez que mostró ante el Barcelona -deberá vigilar los balones por alto- y tiene que ser más efectivo arriba. En partidos como éste, ante uno de los transatlánticos de la Liga, con un presupuesto próximo a los 150 millones, no se puede perdonar en el área rival. El camino para el éxito es claro sobre el papel: consiste en dejar su portería a cero, algo que solo han logrado una vez en este inicio de Liga, saldado con triunfo, y sobre todo evitar las constantes remontadas del rival cuando la Real lidera el marcador. Le ha pasado en sus encuentros ante el Leganés, Eibar, Barça y Rayo Vallecano y solo contra Huesca y Villarreal pudo sostener la ventaja adquirida.

La alineación del Valencia no es fácil de acertar porque Marcelino ha presentado siete onces distintos en otros tantos partidos (seis de Liga y uno de Champions). Solo Gayá ha disputado todos los minutos, el resto de futbolistas han ido alternando titularidades con suplencias, a excepción de Toni Lato.

Se han quedado en Valencia Piccini, debido a un proceso febril; Santi Mina, en fase de recuperación y Gayá. El técnico del Valencia no ha perdido en San Sebastián desde que hace diez años cayó como preparador del Real Zaragoza.

 

Fotos

Vídeos