Real Sociedad

Sesteo de la Real Sociedad en la campiña alemana

Oyarzabal, Héctor Moreno y Willian José, atentos a una jugada a balón parado ayer en el amistoso contra el Stuttgart. /REAL SOCIEDAD
Oyarzabal, Héctor Moreno y Willian José, atentos a una jugada a balón parado ayer en el amistoso contra el Stuttgart. / REAL SOCIEDAD

La Real vuelve a perder, esta vez ante el Stuttgart, en un ensayo de fútbol lento y plomizo

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Se hace realmente difícil escribir algo interesante sobre estos bolos veraniegos en los que poco o nada hay que contar. Porque eso es lo que pasó ayer en la campiña de Weinstadt, en un campo de regional que recordaba al de Beraun, por la grada y la pista de atletismo, pero con un césped natural más lento que el del Carranza de los ochenta, aquel en el que apenas se veía el balón. Bueno, y ya quisiera tener los banquillos del recinto errenteriarra, porque aquí había dos bancos corridos y unas sombrillas de terraza de verano para proteger a los suplentes del sol. En este fútbol 3.0 en el que la ciencia y el ordenador ganan la partida al juego, me resulta incomprensible que se preste tan poca atención a los escenarios de estos amistosos. Quitando Ipurua y el de hoy en Friburgo, que es su verdadero estadio, el resto han sido en campos de equipos de categorías inferiores. Y el continente condiciona mucho el contenido.

Sin querer echar la culpa al empedrado, el caso es que ya son cuatro las derrotas seguidas en los últimos once días, pero tampoco sé si eso significa algo de cara a la competición. Está claro que hay errores que corregir, sobre todo en la parte de atrás, pero en el club transmiten tranquilidad. Eso es típico de esta época. Tú miras y miras y no ves nada, pero viene alguien que sabe más que tú y te dice que todo está estudiado al milímetro. Seguramente con razón, vaya usted a saber.

1 Sttutgart

Zieler; Maffeo, Baumgartl (Kaminski, m.77), Badstuber (Kempf, m.70), Insua; Gentner (Özcan, m.63), Gonzalo Castro, Aogo (Ascasibar, m.60), Thommy (Didavi, m.46); Akolo (Donis, m.60) y Mario Gómez (González, m.60).

0 Real Sociedad

Rulli; Zaldua, Llorente, Héctor Moreno, Kevin; Illarramendi, Zubeldia; Sangalli, Zurutuza, Oyarzabal; Willian José.

Goles
1-0, min. 10: centro de Insua desde la izquierda y Akolo marca dentro del área después de que el balón se pasease sin que nadie lo despejara.
Árbitro
Nicolas Winter. Mostró tarjeta amarilla a Zubeldia y Insua del Stuttgart.
Incidencias
Benzach Stadion en Weinstadt. Unos 3.000 aficionados. Se le vio a Moyá en el banquillo con unas muletas tras haberse levantado por la mañana con la rodilla derecha muy inflamada. Apenas podía andar.

Me dicen que la preparación física ha sido tan exigente que los jugadores ahora no pueden apenas con las botas, pero que todo está perfectamente calculado y el equipo llegará a tope al inicio de Liga el próximo sábado. No vean qué alivio sentí cuando me trasladaron este mensaje porque me tengo que tragar más partidos de estos y me da algo. Bueno, a todos, porque este año se han televisado todos estos ensayos y han tenido la oportunidad de disfrutar con las andanzas veraniegas de los nuestros.

El caso es que no habían transcurrido diez minutos y la Real ya iba por detrás en el marcador -no dio tiempo ni a que les pesaran las piernas-, en el cuarto gol que encaja de forma consecutiva en los primeros minutos de los cuatro últimos periodos. Me explico, Williams marcó en el 47 en Gal, el Alavés lo hizo en los minutos 3 y 48 en Zarautz, y ayer para el diez ya iba perdiendo. Algo preocupante que demuestra la falta de tensión con la que salta al campo un equipo que quiere recuperar una imagen de sobriedad y consistencia defensiva. Y cuidado, porque si siempre juegas con el marcador te quemas. Incluso en pretemporada, como se está demostrando.

Problemas en área propia

Cada pelota que cae en área propia acaba en la cazuela. La portería blanquiazul es un imán para atraer balones. Y siempre se repite el mismo guion. Centro de un lateral contrario y superioridad ofensiva rival en el lado más alejado de la defensa. Kevin le hizo así penalti a Baselga en Tafalla contra el Zaragoza tras un centro de Nieto, Gorosabel a Borja Bastón en Zarautz después de un envío de Aguirregabiria y esta vez fue Akolo al que dieron todas las facilidades para batir a Rulli tras un servicio desde la izquierda de Emiliano Insua. El balón pasó por delante de Llorente y Héctor Moreno y Kevin vio como le remataban en sus narices. La defensa de los centros laterales fue una de las causas de la mala temporada pasada y en esta no parece que esa tendencia lleve camino de corregirse.

La Real ha encajado cuatro goles en los inicios de los periodos ante el Athletic, Alavés y Stuttgart SIN INTENSIDAD DE INICIO

Por tercera vez recibe un gol en un centro de un lateral rival que no sabe defender en el lado débil COMPLACENCIA EN EL ÁREA

Con cuatro medios por dentro y Oyarzabal caído a una banda se hace difícil generar ocasiones SIN IDEAS

Quedaban 80 minutos por delante para engrasar la fase ofensiva y tratar de buscar el empate pero no fue posible. Garitano hizo jugar los noventa mintos a un once con bastante pinta de titular en Villarreal la semana que viene, más preocupado de la parcela física que de la técnica. Esta debe llegar cuando se gane en chispa de juego.

Pero por encima de ello se adivina complicado fabricar muchas ocasiones jugando con un 1-4-2-3-1 con dos mediocentros posicionales como Illarramendi y Zubeldia, un interior de equilibrio tal que Sangalli, un todocampista como Zurutuza para moverse detrás del 'nueve' y Oyarzabal caído en una banda. Se pueden imaginar las ocasiones que tuvimos, ¿no? Pues eso, escasas en cantidad y en calidad.

Oyarzabal corrió a una peinada de Zurutuza tras balón largo de Rulli, pero Zieler salió rápido a sus pies, y el eibartarra tuvo otra en un pase atrás desde la línea de fondo de Zaldua que no enganchó. Por lo demás, algún intento de cabeza de Willian José en centros forzados y poco más.

Hoy tenemos la última ración de fútbol veraniego de este curso en Friburgo y esperemos que sea más productiva. Menos que ayer resulta difícil, aunque en esto del fútbol nunca se sabe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos