Como pollos sin cabeza

Una Real muy precipitada cede un empate en otro partido que tuvo controlado

Pedro Soroeta
PEDRO SOROETA

De la mano de la precipitación no se puede jugar al fútbol. Al menos bien. Y ayer la Real no jugó bien. Tuvo, otra vez, el encuentro controlado, porque con el 1-0 parecía más cerca el segundo tanto local, pero de nuevo cinco minutos locos echaron al traste el buen trabajo de los de Garitano en la fase inicial del encuentro. A partir de ahí vimos mucho corazón y poca cabeza en los blanquiazules, mucha entrega pero poca pausa. Y así es difícil ganar partidos. Ni al Rayo ni a nadie. La Real quiso y al menos logró rescatar un punto, pero necesita un guion de juego distinto, trabajar más las jugadas de ataque. Es evidente que las bajas pesan una barbaridad, pero también que no hay que confundir las ganas con la precipitación. Y ayer hubo muchísimo de esto último.

De lo que no cabe duda es de que la Real está teniendo un comienzo de temporada complicado. Primero, por algo que ya se conocía, jugar los tres primeros partidos fuera. Y luego, por algo completamente inesperado, las importantes lesiones de jugadores clave. Entre una cosa, la otra y el hecho de que Garitano esté cambiando de forma radical la forma de jugar, es evidente que la Real está como su campo, en construcción. Por eso, lo más importante en estas primeras diez jornadas, además de ir apuntalando el estilo, es sumar puntos, hacer una base sobre la que construir la temporada. De momento, los de Garitano tienen solo ocho, menos de los que deberían ya que tanto en Eibar como en Leganés debieron lograr mejores resultados, pero lo que sí es evidente es que poco a poco, y con independencia de quiénes jueguen -ver a hombres como Illarra, sobre todo, o Zurutuza, en el banquillo se me hace muy raro- el estilo va quedando claro. Hoy la Real es un equipo mucho más rocoso, que presiona mejor sin balón, que juega mucho más junto en defensa y con proliferación de medio centros, en espera de que recupere en ataque a jugadores como Januzaj, Sandro o el propio Willian, que deben aportar muchos goles.

Las notas

Lo mejor.
La Real rescató un punto en un partido que otra vez parecía que se le iba tras ir ganando.
Lo peor.
De nuevo en cinco minutos echaron por tierra su ventaja y su buen comienzo.
El dato.
Las sanciones a Juanmi y Theo son una barbaridad, pero si nosotros mismos echamos leña al fuego...
La clave del partido.
La Real pudo marcar un segundo gol antes del empate, pero Bautista no acertó.

Deduzco que, despues de todo lo dicho y hablado sobre las expulsiones de Juanmi y Theo en Huesca, las sanciones son justas. Pues qué quieren que les diga. A mí me parecen una barbaridad, pero seguramente merecida. Si nosotros mismos echamos tierra sobre los ojos de los dos realistas, diciendo que cometieron errores de bulto. Si nosotros mismos pedimos que el club les sancione por su actitud, si el mismo Garitano sale y echa más leña al fuego sobre sus jugadores, pues qué que queremos que haga Competición sino ponerles las sanciones más fuertes.

Mientras tanto, otros jugadores, como el mismo Suárez en Anoeta o ayer más de un jugador del Rayo, pueden protesar de forma reiterada sin que ni siquiera sean amonestados. Pero de eso no hablamos. Ponemos a parir a los nuestros y los demás, que hagan lo que les dé la gana.

Pues no. No estoy de acuerdo. Juanmi no hizo más que muchos que ni fueron amonestados. Pero a la Real siempre se le arbitra muy fácil y se le sanciona con dureza, y más si nosotros mismos empujamos a que esto se produzca. Para nada estoy de acuerdo.

Más sobre el Real Sociedad 2 - Rayo 2

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos