Las cuentas de la Real

La Real Sociedad presenta un presupuesto con un beneficio de 8,3 millones

El Consejo de Administración en la última junta de accionistas celebrada en diciembre del año pasado./USOZGráfico
El Consejo de Administración en la última junta de accionistas celebrada en diciembre del año pasado. / USOZ

Es el noveno ejercicio consecutivo que el Consejo de la Real Sociedad entrega unas cuentas con resultado positivo | Se prevén 105 millones de euros de ingresos para el ejercicio 18/19, de los que 55 corresponden a la cesión de los derechos televisivos

Axel Guerra
AXEL GUERRASAN SEBASTIÁN.

Por segundo año consecutivo, el Consejo de Administración que preside Jokin Aperribay presentará a los accionistas de la Real un presupuesto que supera los cien millones de euros y supone afianzar el camino estable y sostenible que emprendió el club desde su llegada en diciembre de 2008. Además, está previsto un beneficio de 8,3 millones de euros, en la junta de accionistas que se celebrará el martes 11 de diciembre en el Kursaal. El club ha remitido a los accionistas la información de los presupuestos y la documentación necesaria para participar en la asamblea. La información también está accesible a través del área corporativa la página web de la entidad txuri urdin.

El pasado ejercicio 17/18 de la Real Sociedad se cerró a 30 de junio con un resultado positivo de casi 29 millones de euros (28.767.820), en el que los ingresos ascendieron a 139,1 y los gastos se quedaron en 110,3. Para la actual temporada 18/19 el Consejo presentará ante los accionistas un presupuesto récord que estima que las arcas del club percibirán más de 105 millones de euros, una cifra inimaginable hace unos años atrás. Si los ingresos superan por segunda vez consecutiva la barrera de los cien millones, será en parte gracias a, entre otras cosas, la aportación de las operadoras televisivas. La Real Sociedad, por ceder sus derechos televisivos, se embolsa para este curso más de 55 millones de euros, casi dos menos que la temporada anterior (56,9) .

Esta cantidad se justifica por la trayectoria deportiva de la Real Sociedad de los últimos años, que se refleja directamente en los ingresos por televisión. Estos guardan relación con el rendimiento deportivo del equipo sobre el terreno de juego. El 50% corresponde a una cantidad fija, pero un 25% depende de la clasificación de los últimos cinco años, en dos de los cuales (13/14 y 16/17) la Real Sociedad se ha clasificado para jugar competición europea. El otro 25% se calcula en función de diversos conceptos como la capacidad del estadio, las audiencias televisivas, el número de socios o las taquillas generadas.

La radiografía de las cuentas txuri-urdin revela que los derechos de televisión tienen un peso dominante en el grueso de las cuentas, ya que representan el 52,3% de los ingresos totales.

Crecimiento exponencial

En la temporada 2009/10, la Real Sociedad logró el ascenso e ingresó por derechos televisivos dos millones de euros. En su primera campaña en Primera recibió 15,3 millones, pero que languidecen ahora comparados con los 55 de esta temporada o los 56,9 de la anterior.

Después de unos años de incremento suave en torno a los 25 millones, el inicio de la venta centralizada de los derechos permitió a la Real Sociedad dar un salto cuantitativo en sus ingresos y consolidar una posición estable dentro de la Liga, ya que su plantilla solo se ve amenazada por tres clubes, Barcelona y Madrid (con presupuestos superiores a 900 y 750 millones, respectivamente) y Atlético (más de 400). Como se ha visto en los últimos mercados, la Real Sociedad ha adquirido el tamaño suficiente para resistir ofensivas de otros equipos que superan con holgura los cien millones de presupuesto, como el Athletic, incluso para competir y hacerse con fichajes que también interesaban a estos clubes con presupuestos superiores como el de Mikel Merino este verano.

Tampoco hay que olvidar en este apartado los ingresos por la venta de jugadores, como la de Álvaro Odriozola al Real Madrid, que reportó en verano 30 millones fijos a las arcas del club. Las operaciones que ha realizado la Real en este aspecto en las últimas temporadas (Illarramendi, Bravo, Griezmann, Vela, Iñigo y el propio Odriozola) han supuesto más de 140 millones de euros para las arcas blanquiazules.

La siguiente partida en importancia es la de socios y abonados (7.577.458), que sufre un aumento de más de medio millón sobre la campaña pasada y supone el 7,14% del total. Según los últimos datos facilitados por el club en verano, cuenta con 27.718 abonados, lo que supone superar los 25.000 socios por primera vez en los últimos tres años. Le sigue de cerca la de patrocinio y publicidad que se estima que aportará 7,2 millones. La suma total de ingresos se estima que se elevará a 105.682.243 millones de euros, cifra récord para el club blanquiazul en sus 109 años de historia.

Los gastos presupuestados para 18/19 se estiman en 97,3 millones, por lo que la Real Sociedad prevé un resultado positivo de 8,3 millones, después de la importante inversión que el club ha realizado para la remodelación del estadio y la configuración de la plantilla. En este ejercicio se incluyen las renovaciones de Illarramendi, Willian José, Oyarzabal, Zubeldia, Aritz, Gorosabel y Luca Sangalli, el fichaje de Merino o las cesiones de Theo y Sandro. La partida más importante en este apartado es el dedicado al del gasto de personal (61.325.839), que representa el 62,9%. Le sigue la de amortizaciones, con casi 16,9 millones correspondientes a la parte proporcional de los costes de los fichajes.

A pesar de esos 97 millones de gasto para la presente temporada, la Real Sociedad es el que menos recursos cuenta si se le compara con los equipos de LaLiga que compiten este año en Europa: Barcelona, Real Madrid, Atlético, Valencia, Sevilla, Betis y Villarreal. Los blanquiazules presentan 20 millones menos que el que le precede, el equipo castellonense.

La Real Sociedad, un club saneado

El balance de situación a 30 de junio de 2018 refleja a una entidad con un patrimonio neto de 79,7 millones y unos fondos propios de 59,1 millones. Nada que ver con la situación que heredó el Consejo en 2008 cuando la sociedad estaba al borde de la disolución. Unos meses antes había entrado en concurso de acreedores y su supervivencia estaba seriamente amenazada.

La deuda neta en junio de 2009 era de 47,4 millones de euros y el patrimonio neto en ese momento era negativo por un valor de 30,5 millones de euros. Los fondos propios se situaban en menos 43 millones. Parecía imposible salir vivo de aquello pero el club lo logró con un compromiso de pago a través de sus ingresos ordinarios de 5,4 millones en tres años. Pero la piedra angular estuvo en la renegociación de la deuda privilegiada con Diputación y Kutxa, que superaba los 20 millones. La solución pasó por convertir esa cantidad en préstamos participativos y contabilizar esa deuda en el activo en lugar de en el pasivo, lo que ofreció un balón de oxígeno a la Real Sociedad en la lucha por su supervivencia. Tenía 30 años para devolver esa cantidad y la saldó en ocho años, después de que en febrero abonara el último de los pagos pendientes, un total de 4.743.038,93 euros.

El convenio de acreedores suscrito en enero de 2010 contemplaba una deuda con Hacienda de 21.893.803 euros en préstamos participativos a pagar en 25 y 30 años, cuyo pago estaba vinculado a ingresos extraordinarios. Con el abono realizado en febrero la Real Sociedad liquidó la totalidad de su deuda contraída con todos sus acreedores en el convenio de tal manera que a día de hoy no tiene ningún pago pendiente derivado del convenio. En este tiempo, desde que en 2009 entró en concurso de acreedores, el club blanquiazul ha podido seguir cumpliendo con sus obligaciones fiscales habiendo ingresado en las arcas forales cerca de 150 millones de euros.

Paralelamente, la Real Sociedad equilibró su cuenta de pérdidas y ganancias para firmar consecutivamente nueve ejercicios en verde, el último el de la 17/18, con 28,7 millones de superávit.

Más

 

Fotos

Vídeos