Que todos acaben así

Illarramendi y Franco Vázquez tratan de hacerse sitio para recibir el balón, ayer en Anoeta. /J.M. LÓPEZ
Illarramendi y Franco Vázquez tratan de hacerse sitio para recibir el balón, ayer en Anoeta. / J.M. LÓPEZ
Borja Olazabal
BORJA OLAZABAL
  • 1

Una Real más valiente con cuatro atacantes

Si algo se echaba de menos en esta Real Sociedad era su participación ofensiva. En el Wandak Willian José fue una isla y el equipo no generó una sola ocasión de gol. Garitano modificó su plan en el día de ayer y dibujó sobre el terreno de juego un 4-2-3-1 que hablaba, por sí solo, de una Real más valiente. Las cosas podían salir mejor o peor, pero poner de inicio a Juanmi, Oyarzabal, Willian José y Januzaj fue una clara declaración de intenciones. Sumado a las subidas de Aritz y Theo, que ayer fueron los laterales, había ataque para rato.

  • 2

Con Januzaj sobre el campo siempre pasa algo

El extremo belga está de vuelta y eso siempre es una buena noticia. Con él sobre el campo, siempre pasa algo. Es ese jugador diferente que tiene la Real. ¿Es intermitente? Sí, no hay duda, pero su desborde y creatividad le vienen de fábula al equipo. Sobre todo, ante una defensa de cinco como la que plantó ayer Machín. El gol que intentó en la primer parte, casi desde la línea de fondo y sin ángulo, solo pasa por las cabezas de los a veces incomprendidos genios. Ayer fue el mejor. Vaya partidazo.

  • 3

Quiere amarrar puntos hasta el más guapo

El Sevilla es uno de esos equipos que en los últimos años se ha puesto de moda. Ha ganado títulos, casi siempre se coloca en la zona alta de la tabla, juega competición europea... Es uno de los guapos de LaLiga. Pues también es un equipo que no tiene complejos. Ocho jugadores por detrás del balón cada vez que la Real tenía la posesión, incluso los diez en la segunda parte, y 'patapúm' hacia arriba a las primeras de cambio. En todos lados cuecen habas.

  • 4

Toda la segunda parte, en campo rival

Se podrán decir muchas cosas de la propuesta del conjunto txuri-urdin, pero lo cierto es que los donostiarras jugaron toda la segunda parte en campo rival. Lo intentaron de una manera y de otra. Por bandas o por el centro. Cierto es que las acciones no se concretaron en situaciones de peligro, pero que las segundas partes siempre sean así, con la Real cerca del área contraria y con el rival sin muchos más recursos que estar encerrado para intentar coger alguna contra. Eso sí, tener tantos jugadores cerca del arco rival provocó que cuando el Sevilla robaba la pelota, la Real se encontraba más rota de lo normal. El fútbol, ¡qué difícil es!

  • 5

Si Darko gol, no problem, pero si no hay gol...

Frase que siempre está en la memoria de los realistas que tiene claro significado. Si el delantero marca, no hay problemas. En realidad, si marca cualquiera, no hay problemas. El problema es que la Real lleva tres partidos sin ver puerta y así es imposible. Así no se pueden conseguir victorias. No puede llegar el primer triunfo en Anoeta. Pena ese último córner, hubiera sido glorioso. Pero bueno, que todos los partidos acaben así.

Más sobre el Real Sociedad 0 - Sevilla 0

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos