Femenino

La Real Sociedad femenina despierta en Las Gaunas

Nuria Mendoza corta de cabeza el avance de una rival del EDF Logroño, ayer sobre el césped de Las Gaunas. / SONIA TERCERO
Nuria Mendoza corta de cabeza el avance de una rival del EDF Logroño, ayer sobre el césped de Las Gaunas. / SONIA TERCERO

A falta de cinco minutos para terminar el choque las de Arconada perdían por una diferencia de dos goles. Iparagirre y Madi firmaron las tablas

IMANOL LIZASOAIN SAN SEBASTIÁN.

Un punto que sabe a gloria. La Real empató ayer en Las Gaunas ante un EDF Logroño que ganaba por dos goles a falta de cinco minutos para terminar el partido.

Llegaban las de Gonzalo Arconada con la moral y el ánimo por las nubes después de vencer en el debut liguero al Granadilla tinerfeño y hacer lo propio en casa el pasado fin de semana ante el Málaga. Seis puntos de seis posibles y coliderato junto al Atlético de Madrid y el Albacete. Tras el empate de ayer en Logroño, la Real es segunda con siete puntos, solo por detrás del Atlético, que el sábado goleó (2-4) al Athletic y es penúltimo en la tabla con tan solo un punto.

Las txuri-urdin salieron decididas y se hicieron con el control del encuentro desde el principio. Dispusieron de varias ocasiones para adelantarse en el marcador, pero la defensa local se mostró solvente para desbaratar todas esas jugadas. Por su parte, las riojanas empezaron bien sin balón, con una buena presión que dificultó el juego de las donostiarras. A las realistas les costó un mundo conectar con las jugadoras de ataque y ahí es donde más sufrieron las de Arconada. Con el esférico en su poder, a las recién ascendidas les costó bastante más hilvanar jugadas y la mayoría de los ataques se perdieron con pases sin destinatario. Aun así, la primera oportunidad fue para el conjunto local. Un disparo de Saray se marchó fuera tras un centro de Ibra. La Real, por su parte, pisó el área con más asiduidad, pero sin exigir demasiado a una segurísima Andrea. La guardameta riojana, eso sí, tuvo que lucirse en un tiro de Manu.

Los minutos fueron pasando sin apenas sobresaltos para ambas porteras, pero en la última jugada de la primera parte, un centro desde la banda derecha terminó con el tanto de las riojanas. González se aprovechó de una jugada embarullada para poner a su equipo por delante en el marcador poco antes del descanso. Además, la delantera hizo historia al marcar el primer gol del EDF Logroño en la historia de la Liga Iberdrola.

Nahikari,sin huecos

Si la primera mitad terminó de forma fantástica para las riojanas, la segunda empezó mejor. En un saque de esquina Nágela estableció el 2-0, acercando mucho al EDF a su primera victoria en la categoría. A partir de ahí, la Real apretó en busca de recortar diferencias, pero el trabajo defensivo local resultó impecable. Nahikari, que a lo largo de la última semana estuvo dudando entre poner rumbo al Paris Saint-Germain o quedarse en el conjunto txuri-urdin -la delantera urnietarra finalmente optó por respetar el contrato renovado hace año y medio hasta junio de 2019- apenas tuvo protagonismo durante el partido.

Pese a la férrea defensa riojana, las guipuzcoanas no cesaron en su empeño por acortar distancias en el marcador para meterse en el partido. El tiempo se agotaba y toda parecía apuntar a que las de Gonzalo Arconada iban a sumar su primera derrota de la temporada, mientras que el EDF iba a lograr sus primeros tres puntos en la Liga Iberdrola. Las realistas tienen varias jugadoras que van muy bien por arriba en las jugadas a balón parado y sacó provecho de esa faceta para lograr el empate. Corría el minuto 86 cuando apareció Iraia Iparragirre para acortar distancias en el luminoso gracias a un gran remate de cabeza. Tal y como habían transcurrido las cosas, todo parecía apuntar a que las blanquiazules podían conseguir el empate en los escasos cinco minutos que quedaban para terminar el choque. Las realistas, ya con unos cuantos años de experiencia en esta categoría, pusieron la directa hacia la portería defendida por Andrea para buscar el segundo. Tres minutos después del gol de Iparagirre, Maddi Torre, también de cabeza, consiguió empatar el encuentro. Las de Gonzalo Arconada tuvieron incluso algún acercamiento peligroso ya en el descuento para conseguir la remontada total y tres puntos que parecían imposibles, pero el marcador no se volvería a mover.

Más

 

Fotos

Vídeos