Real Sociedad

Calma en la Real Sociedad ante los 80 millones por Kepa

Oyarzabal, en el partido de ayer, es objeto de deseo del Athletic. / J.M.L.
Oyarzabal, en el partido de ayer, es objeto de deseo del Athletic. / J.M.L.

La Real Sociedad entiende que los jugadores más apetecibles por el Athletic están bien atados y comprometidos

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ SAN SEBASTIÁN.

El poderío económico de los equipos de la Premier League ha vuelto a dinamitar el mercado. El Chelsea ha reaccionado a la marcha de Courtois al Real Madrid pagando 80 millones al Athletic, lo que representa una amenaza para la Real Sociedad al ver a su eterno enemigo cargado de dinero. Con todo, en el club reina una relativa calma, ya que entiende que sus jugadores más apetecibles por Ibaigane están bien atados y comprometidos con el proyecto txuri-urdin. Pero el miedo no te lo quita nadie.

No hay que ir muy lejos para saber qué ocurrió la última vez que el Athletic recibió una lluvia de millones. Fue en el pasado mercado de invierno cuando el Manchester City le pagó 65 millones por Laporte. La reacción no se hizo esperar y fichó a Iñigo Martínez tras abonar los 32 millones de su cláusula de rescisión. Pero hay diferencias notables respecto al escenario que se abre ahora.

La primera es que el movimiento del City dejó al conjunto rojiblanco con un vacío en su defensa y este quiso llenarlo con la incorporación de un jugador de su misma demarcación. Fue un cambio de piezas en el mismo puesto. Ahora no es el mismo caso, porque el hueco les queda en la portería y ninguno de los dos guardametas de la plantilla de la Real Sociedad-Rulli ni Moyá- son fichables por el Athletic.

Cláusulas en la Real Sociedad para el Athletic

Illarramendi
70 millones
Oyarzabal
60 millones
Bautista
50 millones
Zubeldia
50 millones
Aritz
50 millones
Gorosabel
50 millones
Merino
45 millones
Pardo
40 millones
Guridi
32 millones
Zaldua
30 millones
Agirretxe
30 millones
Zurutuza
30 millones

El sustituto a Kepa lo tiene el Athletic en casa. Herrerín ha demostrado cuando ha tenido la ocasión que es un portero de garantías y, por ese motivo, el club bilbaíno le renovó en enero hasta 2021 para garantizarse su continuidad. Después está Álex Remiro, que viene de hacer una gran campaña en Segunda tras ser una pieza clave en el ascenso del Huesca a la máxima categoría.

Por lo tanto, el movimiento que realizase el Athletic no sería el de buscar un recambio a Kepa sino tratar de incorporar con ese dinero que ha recibido a un jugador de campo que dé más empaque a la plantilla. Y en esa línea, los dos jugadores que más le pueden interesar de la Real Sociedad son Asier Illarramendi y Mikel Oyarzabal. A los dos les ha tentado varias veces y siempre se han quedado.

Sentimiento txuri-urdin

La segunda diferencia con lo sucedido en enero con Iñigo, es que para llevárselos al otro lado de la autopista tienen que querer y no parece que ninguno de los dos esté por la labor de picar. Iñigo era vizcaíno y del Athletic, mientras que estos dos son guipuzcoanos y de la Real.

Illarramendi ya recibió una oferta de los vizcaínos cuando decidió salir del Real Madrid. Ibaigane le ofreció más dinero pero quería volver a casa y así lo hizo. Ahora es el capitán del equipo después de que Xabi Prieto le traspasara el brazalete tras su retirada. Es el emblema de una Real Sociedad que acaba de mejorarle un contrato que recoge una cláusula de 70 millones. En este mundo tan loco en el que se ha convertido el fútbol uno ya no puede descartar que desde Bilbao hagan frente a esa cantidad, pero lo verdaderamente complicado es imaginar a Illarramendi dando la espantada. No parece el tipo de persona que puede clavar un puñal por la espalda a compañeros y afición para irse al eterno rival.

Las cláusulas más altas en la Real Sociedad son las de Illarramendi y Oyarzabal, de 70 y 60 millones de euros CLÁUSULAS

Si Illarramendi es el emblema, Oyarzabal representa el futuro. A sus 21 años no hay un jugador de su edad en la Liga con semejante trayectoria a sus espaldas. Sus números son espectaculares, ya que ha jugado 110 partidos oficiales, en los que ha metido 24 goles y dado 19 asistencias. Si Prieto entregó el brazalete a Illarramendi, en su caso ha sido el heredero del '10' que ha portado en esta década el donostiarra.

Su compromiso está fuera de toda duda. Hace dos años el Athletic trató de ficharle con nocturnidad y alevosía abordando a su padre en Jaca, donde estaba de vacaciones, para presentarle una oferta mareante. Tras rechazarla, llamó a la Real para contar lo sucedido. Tiene un blindaje establecido para el cuadro rojiblanco de 60 millones -diez más que para el resto- y ya sabe que el club tiene la intención de mejorarle el contrato para equipararlo con el estatus que ocupa en la plantilla.

A un segundo nivel estarían Igor Zubeldia y Jon Bautista. El primero acaba de renovar con la Real hasta 2024 con una cláusula de 50 millones. Es un futbolista de mucha proyección pero el Athletic tiene su posición muy bien cubierta tras el fichaje de Dani García este verano.

Bautista le podría interesar porque el Athletic trata de encontrar un relevo a un Aduriz que ya cuenta con 37 años y el mercado vasco no le ofrece muchas posibilidades en la delantera. Pero su cláusula es de 50 millones y parece descabellado que pague esa cantidad por un jugador de 23 años que solo ha sido cuatro veces titular en Primera y cuyo valor de mercado es de dos millones.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos