Real Sociedad

La Real Sociedad quiere regalarse una alegría copera

Con el gatillo preparado. Willian José realiza un disparo en Zubieta ante la presencia de Bautista, Kevin, Sandro, Juanmi e Illarramendi. / LUSA
Con el gatillo preparado. Willian José realiza un disparo en Zubieta ante la presencia de Bautista, Kevin, Sandro, Juanmi e Illarramendi. / LUSA

Tanto el club como Garitano se toman en serio una competición en la que se quiere llegar lejos este año

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ SAN SEBASTIÁN.

La Real Sociedad quiere demostrar esta noche ante el Celta su propósito de llegar lejos en la Copa esta temporada. Parece que tanto el club como el entrenador se van a tomar en serio esta competición que tanto brillo dio al conjunto blanquiazul en su día y que en los últimos 30 años ha traído más disgustos que alegrías. A excepción de las temporadas 13/14 y 16/17, cuando fue el Barcelona el que se cruzó en el camino en semifinales y cuartos, respectivamente, cuesta encontrar rivales superiores al blanquiazul entre sus verdugos.

Seis veces cayó la Real Sociedad ante equipos de Segunda B -Numancia, Beasain, Hospitalet, Mirandés, Zamora y Lleida- y otras diez frente a conjuntos de Segunda -Deportivo, Osasuna, Logroñés, Zaragoza, Alavés, Málaga, Las Palmas, Celta, Rayo Vallecano y Córdoba-. Entre 2013 y 2017 logró mantener la dignidad de caer ante equipos de Primera como el Villarreal, Barcelona -dos veces- y Las Palmas, aunque el año pasado volvió a las andadas con aquel desastroso partido en Anoeta contra el Lleida que dejó tocado a Eusebio.

Ahora caer ante el Celta no sería ninguna deshonra, desde luego, porque se trata de una eliminatoria entre dos equipos de un nivel similar. El 1-1 de la ida en Balaídos da una pequeña ventaja al cuadro realista, aunque el principal motivo para ser optimistas es que llega un rival en apuros en la Liga que tiene que priorizar esa competición.

Un once reconocible en la Real Sociedad

Garitano tiene mucha ilusión depositada en la Copa después de que el curso pasado llegase hasta semifinales con el Leganés tras eliminar por el camino al Villarreal y Real Madrid, entre otros. Ayer habló de afrontar el partido con todo, sabiendo que puede haber incluso 120 minutos por delante. Quizás por eso dejó en el banquillo del Villamarín a dos jugadores como Zaldua y Januzaj, que venían de arrastrar molestias y con los que quiere contar para hoy en plenitud de condiciones. Juanmi, que fue suplente ante el Betis, también apunta a titular.

Por las palabras del técnico de la Real Sociedad no se atisban muchos cambios respecto al que sería el once titular más reconocible. Tal vez por ello hasta Moyá podría seguir bajo los palos, aunque Rulli fue el que jugó en la ida en Balaídos. Atrás volverá Zaldua, Le Normand y Héctor se perfilan como pareja de centrales al estar Navas y Llorente lesionados, y Theo estará en la izquierda. Aritz acaba de salir de una lesión muscular y parece complicado que pudiera salir de inicio. En el centro del campo Zubeldia, que ha sido titular en los 15 partidos oficiales disputados hasta ahora, podría estar acompañado de Illarramendi, que descansó hace dos jornadas al estar sancionado. Januzaj y Juanmi parecen que jugarán después de salir desde el banquillo en Sevilla y Oyarzabal y Willian José son indiscutibles.

En principio, son bajas por razones médicas Navas, Llorente, Merquelanz y Luca Sangalli.

El Celta, pensando en la Liga

El Celta llega más centrado en la Liga que en la Copa después de un arranque de temporada bastante flojo que le ha obligado a cambiar de entrenador. Será la tercera vez que la Real se vea las caras con el cuadro gallego en la presente campaña. La primera fue el 1 de noviembre en la ida copera en Balaídos, aún con Antonio Mohamed en el banquillo, en la que el gol postrero de Juanmi igualó el inicial de Aspas (1-1). La segunda hace nueve días en Anoeta en el debut de Cardoso como técnico celeste que acabó con triunfo realista (2-1), el primero del curso en casa.

La Copa es una competición que siempre ha generado ilusión entre la afición del Celta, pero la delicada situación en la Liga, en la que solo llevan tres puntos al Villarreal, decimoséptimo, forzará a Cardoso a priorizar el choque del sábado en el que visitan al conjunto castellonense en La Cerámica.

Parece ser que indiscutibles como Hugo Mallo o Iago Aspas tendrán descanso hoy, al igual que aquellos futbolistas a los que Cardoso rescató del ostracismo, casos del portero Rubén, el central David Costas y el centrocampista Jozabed.

Por tanto, todo apunta a que el portero Sergio Álvarez recuperará la titularidad, al igual que los centrales Cabral y Roncaglia, los grandes perjudicados por el cambio de entrenador. Completarán la zaga Kevin y Júnior Alonso, sin descartar la presencia de este como central zurdo con Mazan en el costado. El turco Okay y Beltrán formarán en el doble pivote, con Hjulsager en la banda derecha y Pione Sisto en la izquierda. Emre Mor actuaría como enganche con Maxi Gómez como delantero centro.

Más

 

Fotos

Vídeos