Real Sociedad

La historia de un acoso continuo del Athletic a Zubieta

Illarramendi, uno de los jugadores de la Real Sociedad tanteado por el Athletic. /RS
Illarramendi, uno de los jugadores de la Real Sociedad tanteado por el Athletic. / RS

El Athletic también tentó en su día a Illarra, Aritz, Bautista y Zubeldia, además de a Yuri cuando era jugador de la Real Sociedad

M. G. SAN SEBASTIÁN.

Un Athletic tan poderoso económicamente afecta de lleno a la supervivencia de la filosofía de cantera de la Real Sociedad, porque cada poco tiempo ve cómo se lanza sobre sus jugadores con ese mayor músculo financiero.

A Illarramendi le tentó cuando ya tenía apalabrado su regreso a la Real Sociedad tras su paso por el Real Madrid. Fue hace ahora tres años. Pero llegó tarde. Por mucho que ofreció más dinero a Florentino que los 17 millones pactados con la Real y al propio jugador, el de Mutriku quería regresar a casa y no dudó en su decisión. Unos meses más tarde, en enero de 2016, se cruzó en la renovación de Yuri con la Real Sociedad. El de Zarautz la tenía cerrada pero a última hora se metió por medio para encarecerla, lo que obligó a la entidad txuri-urdin a rascarse el bolsillo. El jugador ya había dado su palabra y se quedó, aunque como en el caso de Illarramendi, la oferta del Athletic era superior.

Durante esa temporada 15/16 el club bilbaíno estuvo informado en todo momento de las conversaciones para la renovación de Iñigo Martínez, que acababa contrato en 2017. Después de meses sin entendimiento la Real logró su continuidad tras una buena maniobra que después le reportaría 32 millones. El de Ondarroa decidió entonces quedarse.

Iñigo Martínez es el único jugador de la Real Sociedad que ha cambiado de bando en los últimos años

Paralelamente, en ese tiempo desde Ibaigane mostraron interés por la situación de Aritz Elustondo, al que Eusebio había colocado de central y venía de firmar buenos partidos. La cosa no pasó de ahí, aunque era un jugador que gustaba mucho por su rapidez, versatilidad para actuar en varios puestos y dominio del juego aéreo. En agosto de 2016 fue la primera ofensiva por Oyarzabal cuando sus padres estaban de vacaciones en Jaca, quien también le dijo que no, como ahora.

Ya en 2017 su objetivo fue Jon Bautista, con unos buenos números realizadores en función a los minutos jugados. Le presentó una oferta pero la Real reaccionó y se aseguró su renovación hasta 2023 con una cláusula de 50 millones.

En enero consiguió su primer y único trofeo de estos últimos años con el fichaje de Iñigo Martínez, que cambió de bando de la noche a la mañana tras ver doblado su sueldo. Siendo vizcaíno y del Athletic, no pudo resistirse.

Por último, y según ha podido saber este periódico, también se entrometió en julio en la renovación de Igor Zubeldia, quien firmó hasta 2024 con una cláusula de 50 millones. El azkoitiarra también decidió quedarse.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos