Los focos que iluminaban hasta ahora el estadio han sido sustituidos por nuevos LED. / LOBO ALTUNA

Novedad

El Reale Arena estrenará ante el Barça su juego de luces

El momento de la salida de los jugadores al césped se adornará con un espectáculo de iluminación y música para mejorar la experiencia del espectador

Gaizka Lasa
GAIZKA LASA

El primer partido de liga de la temporada 22-23 en el Reale Arena trae una novedad en el aspecto ambiental. El estruendo de 35.000 aficionados volcados con su equipo se acompañará con un juego de luces y música llamado a causar un efecto espectacular que mejore la experiencia tanto de los jugadores al saltar al césped como, sobre todo, de los espectadores que se disponen a disfrutar del partido.

La Real cambió en junio la iluminación del estadio –motivo por el cual la selección argentina no pudo jugar un amistoso que pretendía traer a San Sebastián– para colocar nuevos focos LED de última generación más eficientes desde el punto de vista energético. Pero junto con la suplantación del viejo sistema de luces, el club quiso añadir una aplicación novedosa, que posibilitara lanzar un show de iluminación intermitente.

El sorteo del calendario y la posterior asignación de horarios han favorecido el estreno de este espectáculo. Un partido contra el Barcelona a las 22.00 horas plantea el mejor contexto para arrancar con la innovación. La iniciativa es conocida, pero la expectación es máxima. Una de las pruebas realizadas por el propio club se filtró en redes sociales, si bien el efecto a plena luz del día y con las gradas vacías dista mucho del que se espera el domingo por la noche en el estadio. Los vecinos de Amara también han podido intuir el show en las pruebas que operarios del club han llevado a cabo esta semana, ya de noche, pero nadie ha podido vivir la experiencia completa.

Lo más parecido a lo que se podrá presenciar en los prolegómenos del Real-Barça se ha conocido en otros campos de La Liga como el Sánchez Pizjuán (Sevilla), el Metropolitano (Atlético) o San Mamés (Athletic). Allí ya se ha puesto en marcha este tipo de iluminación y los espectadores han acogido de buen grado la experiencia.

Entradas a cuenta gotas

El ambiente está garantizado a lo largo del partido, más allá del estreno del juego de luces. Hace tiempo que el evento colgó el cartel del 'no hay billetes' pero los aficionados están pudiendo comprar entradas a cuenta gotas según los socios van cediendo su abono al club para su posterior venta. Más de 700 lo han hecho. Si sobran entradas, irán a taquilla tres horas antes del partido.