Zubimendi, en el partido ante el Manchester United en Old Trafford. / morquecho

Real Sociedad La Real, tranquila ante los rumores que relacionan al Barcelona con Zubimendi

El club trabaja para ampliar el contrato del donostiarra que vence en 2025

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

No hay caso Zubimendi para la Real. Tranquilidad. El club se remite a la cláusula de rescisión de 60 millones. En este y en otros casos. Sin liga de por medio esta semana y con los equipos a medio gas por la disputa de partidos internacionles, las informaciones que en las últimas horas llegan desde Barcelona y colocan al centrocampista donostiarra en el Barça de Xavi se encajan en la necesidad que tiene el club azulgrana de forzar a Busquets a tomar pronto una decisión sobre su futuro, cuyo contrato expira en 2023 y por el momento no ha renovado.

El Barcelona necesita rebajar la masa salarial con la salida de jugadores que no están teniendo minutos, caso de Piqué y Alba, y en esa decisión estratégica podría entrar también Busquets. La maniobra del Barcelona pasa por poner el foco en posibles refuerzos para tratar de rebajar las pretensiones que pueda tener Busquets a la hora de negociar.

En Barcelona se ve a Zubimendi como el recambio ideal para Busquets, a quien, según se apuntan en diferentes informaciones, le seduce la idea de jugar en la MLS estadounidense.

En la Real, desde la distancia, sin noticias de por medio, se remiten a la cláusula de rescisión. En el club son plenamente conscientes de que Zubimendi es seguido por las secretarías técnicas de los principales clubes europeos. No solo él. Otros jugadores como Merino también está en el radar de clubes de primer nivel. Evidentemente, como siempre ha hecho la Real bajo el mandato de Aperribay, se escucharía al jugador si este muestra su deseo de cambiar de aires, algo que no ha ocurrido en el caso de Zubimendi.

La perla donostiarra tiene contrato jasta 2025 y la Real ya trabaja para ampliar su duración y elevar también su cláusula de rescisión.