El delantero realista Julen Lobete, en pugna con los sevillistas Diego Carlos y Jordán. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Bailando con lobos

La Real suma un punto que sabe a mucho por la entidad del rival y las bajas acumuladas, y que el público celebra en las gradas

Raúl Melero
RAÚL MELERO

Glamur en la ciudad por el Festival de Cine y sobre el césped del Reale Arena, con la Real que volvía a tener el aliento de su gente ante un rival del alta alcurnia. Llovía una hora antes del partido, lo que hacía presagiar que el campo estaría rápido. Ya iba pensando mientras aparcaba en una arrancada de Portu o un chut raso al palo de Bono