Roberto López saluda a la grada tras marcar al Amorebieta en el último partido. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Real Sociedad B Convencerse de la salvación pasa por asaltar Zorrilla

El Sanse, con el complejo pero intacto sueño de quedarse en Segunda, visita al Valladolid, que se está jugando regresar a Primera

IKER CASTAÑO SAN SEBASTIÁN.

Pucela, la otra forma en la que se conoce a la ciudad de Valladolid, aguarda un duelo esta noche (21.00 horas, Movistar La Liga) entre clubes con objetivos totalmente opuestos. Uno lucha por conseguir una de las dos plazas de ascenso directo a Primera junto a Eibar y Almería, mientras que el otro busca mantenerse en la categoría de plata. Si se tratara de un partido de pelota, los momios de salida reflejarían una gran desigualdad, muy favorables a los blanquivioletas. Pero si algo han demostrado los dirigidos por Xabi Alonso –que vienen de ganar al Amorebieta y están aún con la esperanza de agarrarse a la lucha por el objetivo– es que jugar como visitante les insufla energía y motivación. Ya conquistaron la tierra de Asturias, tanto El Molinón como el Tartiere, y sacaron valiosos puntos de La Romareda, de Butarque y del Insular de Canarias. Ahora toca Zorrilla.

Pacheta llegó al banquillo pucelano en junio de 2021 con el objetivo de devolver la ilusión a toda una ciudad. De momento va en camino de ello, pero son conscientes de que restan cinco finales –la primera hoy– y deben sacar gran parte de los puntos si quieren evitar el 'maldito' playoff. El Sanse, con la derrota del Málaga y Sporting, se pondrá a cuatro puntos si es capaz de ganar.

Si el Sanse gana en Pucela, se quedará a cuatro puntos de la salvación tras la derrota del Málaga

OPCIONES

Presenta hasta siete bajas seguras y una duda. Tiene 69 puntos y pelea por volver a Primera

VALLADOLID

Treinta y cinco puntos les separan a unos y otros en la tabla, pero en el fútbol todo es posible. Además, los locales llegan a este envite mermados, con siete bajas seguras (Óscar Plano, Javi Sánchez, Sergio León, Monchu, Roque Mesa, Luis Pérez y Nacho) y la duda de Joaquín. Algo que deberían aprovechar los potrillos, con la baja de Pokorny y la duda de los tres que estuvieron con el primer equipo ayer en Vallecas, Lobete, Nais y Ander Martin. También la de Gomez, que estaba en México hace dos días. El tolosarra optará por su once tipo con la incógnita de si inicia con línea de cuatro o de cinco.

En la primera vuelta no dio la sensación de que el equipo que más arriba se situaba en la tabla fuera superior, pero el resultado mostró la cruda realidad. Hoy visitan al tercer mejor local de la competición, donde solo dos clubes isleños, Tenerife y Las Palmas, les han sacado los colores.

Hervías, «motivado»

Pablo Hervías, ex jugador de la Real ahora en el Valladolid afirma para este periódico que, tras el calvario sufrido con las lesiones, con tres quirófanos, lesiones de cartílago, edema óseo y demás, «estoy motivado y con ganas de reencontrarme. Ha sido un año difícil para mí y aunque lleve desde febrero disponible me está costando entrar en la dinámica».

A su equipo lo ve «con mucha ilusión porque a todos nos gusta pelear por cosas grandes y queremos evitar el playoff, ya que ahí muchos se quedan en el camino y no suben». Espera un «duro» partido ante un Sanse «con pie y medio en Primera RFEF pero sin presión. Tratan muy bien el balón y juegan al fútbol». No piensan más allá del partido de hoy (tampoco en el crucial envite del próximo domingo en Ipurua), el que «tenemos que ganar sin mirar el siguiente, ya que además no han pinchado ni Eibar ni Almería».

Subrayó que esta competición es un «embudo. Somos el Barça o Madrid de esta categoría, pero no tenemos partidos sencillos». A su vez tiene «grandes recuerdos» de su pasado txuri-urdin.