Real Sociedad

Real Sociedad: Estar siempre en Europa a base de profundizar en el modelo de Zubieta

Roberto Olabe, en una imagen de archivo, durante una comparecencia en la sala de prensa de Zubieta/DV
Roberto Olabe, en una imagen de archivo, durante una comparecencia en la sala de prensa de Zubieta / DV

El director deportivo de la Real Sociedad tilda la campaña de «insuficiente» y se marca como primer objetivo lograr la «comunión» del equipo con el nuevo campo

Gaizka Lasa
GAIZKA LASA

En medio del de dónde venimos y a dónde vamos, el director deportivo de la Real Sociedad, Roberto Olabe, quiso ayer, más allá de hacer balance de la temporada, explicar los criterios que conducen al club a tomar sus decisiones. No eludió hacer una lectura crítica de la temporada, aunque siempre describiendo el contexto y desvelando los frentes de actuación para mantener la aspiración de la Real Sociedad «de estar en Europa siempre». Transmitió que el club camina con rumbo fijo.

Rendimiento limitado

No titubeó Roberto Olabe al considerar la temporada de la Real Sociedad como «insuficiente», aunque lo diferenció del suspenso. Apeló a «demasiados factores por los cuales no hemos conseguido generar un escenario estable de rendimiento, de participación, para conseguir la regularidad necesaria. Me quedo con la sensación de que podía haber sido mejor, debería haber sido mejor. Los factores condicionantes han sido «el cambio de entrenador, de método, las lesiones, el cambio sustancial en la competición española, rendimientos...». Como ejemplo gráfico recordó que «no hemos conseguido ver a Llorente, Illarramendi, Merino, Zurutuza, Januzaj y Willian José en dos alineaciones». Y matizó. «No sé la percepción de importancia que tenemos de estos jugadores». Conclusión: «me hubiese gustado un poco más, pero ha habido muchos factores que nos han limitado».

Evaluación de los fichajes

Roberto Olabe rindió cuentas de la confección de la plantilla de la Real Sociedad. Recordó que se empezó con seis fichajes: tres promociones, un fichaje y dos cesiones. Los valoró. «Andoni (Gorosabel) ha tenido menor presencia con una lesión importante; Luca (Sangalli) ha tenido presencia importante con lesión importante; y de Merquelanz no voy a decir nada». Sobre los de fuera, «Merino ha terminado a un nivel muy interesante tras un proceso de adaptación», y las dos cesiones -Theo y Sandro- merecieron una explicación aparte. «Un fichaje en un deporte colectivo me cuesta valorarlo de manera individual sin tener en cuenta factores contextuales que han ocurrido alrededor. Es obvio que nos hubiera gustado que fuera distinto, pero cuando firmas un jugador lo haces pensando que alrededor hay unas características para que ponga en valor sus cualidades. Ellos (Theo y Sandro) han tenido un entorno no estable de rendimiento, un entorno irregular».

Garitano no fue cambio de modelo

Se detuvo Roberto Olabe en uno de los grandes hitos de la temporada. La llegada y posterior salida de Asier Garitano y sus ideas. Por encima de todo, aseguró que «tenemos un modelo reconocible y nunca hemos querido cambiar ese modelo». Más bien todo lo contrario. Dentro de «mi preocupación en profundizar en ese modelo», explicó que «el balón iba a seguir siendo importante, pero teníamos que tener la visión de la gestión del espacio, además de aspectos transversales como las transiciones o la defensa en área. Más cosas más allá del pase. Cualquiera de las decisiones tomadas tanto en mayo-junio como en diciembre, de las que soy responsable, tienen que ver con la preocupación de profundizar en ese modelo».

«El equipo no ha podido alinear dos veces a Llorente, Illarra, Merino, Zuru, Janu y Willian»

«Los cedidos han tenido un entorno no estable e irregular de rendimiento que les ha condicionado»

«Tenemos un modelo en el que el pase nos diferencia, pero necesitamos aspectos transversales»

Desarrolló más la idea al señalar aquello de que «tu rival es tu maestro y esta temporada ha cambiado un poco el universo de la liga española en cuanto a modelos. Equipos que pensaban desde el balón (Villarreal, Celta, Rayo) han tenido problemas importantes mientras que nosotros hemos sido irregulares». En cambio, no les ha ido mal a «otros que gestionan un poco menos el balón y gestionan el espacio de una manera determinada, renunciando al balón sin vértigo, sin vergüenza, sin prejuicios de lo que dirán».

Y llegó a donde quería. «Nosotros, desde enanos, mantenemos un modelo en el que el pase nos haga diferentes. Queremos jugar en campo contrario, ser agresivos, dominar el juego. Pero el juego va más allá del balón. Por eso, en esa búsqueda de profundizar sobre nuestro propio modelo, están las decisiones tomadas, de las que me siento responsable».

Gestión del espacio

Dentro de la profundización en el modelo propio, «que voy a perseguir con visión idealista y transgresora», la preocupación de Roberto Olabe ahora mismo es «la gestión del espacio, el cómo vamos a impactar el espacio». Como aspecto positivo citó que «equipos como el de División de Honor o la Real C han evolucionado muchísimo. Intentamos adaptar a los jugadores a lo que se van a encontrar arriba. Es lo que me ocupa mucho. No solo la promoción, sino la consolidación y la capacidad de adaptación a lo que pase ahí arriba».

Citó, por ejemplo, «la preocupación por las transiciones», para celebrar que «este año en transición defensiva apenas hemos encajado goles. Pero en el aspecto ofensivo, en transiciones, cuando hemos tenido la ocasión, hemos tenido más problemas». Conclusión: «Queremos ser fieles a nuestro modelo y por eso tenemos que ir en la búsqueda de elementos que nos pongan cerca de lo que nos pase ahí fuera. Tenemos que estar preparados para jugar en campo contrario y también para que nos metan balonazos en el área y ser buenos en la lectura de segunda jugada». Todos van a una en esta filosofía, según el director deportivo, quien aseguró que «me gusta que en Zubieta tengamos todos la inquietud de cómo mejorar lo que queremos ser y lo que nos van a plantear los rivales».

En este apartado, no tiene duda de que «los jugadores no hacen la cama a nadie y han podido decir lo que sentían y pensaban. Ahora bien, queremos que sean conscientes de que el juego lo marca el juego. A partir de ahí, queremos profundizar en un modelo en el cual necesitamos transitar el juego a través de nuestros centrocampistas, de perfil determinado, no explosivo, pero construir a través de eso para jugar contra otros. Los jugadores son conscientes de la importancia que tienen aspectos transversales más allá del pase».

Ámbitos más que nombres

Llega Xabi Alonso al Sanse, aunque Roberto Olabe prefiere «quitar los nombres y hablar de los ámbitos. Quiero tener experiencia, gente especialista, gente con contenido, con pasión, que nos ayude a comunicar lo que queremos». Situó al filial txuri-urdin «al final de un proceso» que ha derivado en «jugadores de respuesta muy buena» y que «ha encabezado Imanol». Se inicia, por tanto, otro ciclo con chavales de la generación de 2000/2001 «y entendemos buen momento para que Xabi sea parte de ese proceso». Se mostró «muy contento» con el rendimiento de Aitor Zulaika y Jon Mikel Arrieta al frente del Sanse y el División de Honor juvenil respectivamente y afirmó que «ahora ellos tienen que ver dónde se ven. El club sigue contando con ellos».

Adelantó que en el cuerpo técnico de la primera plantilla de la Real Sociedad «puede que haya novedades porque es cuestión de voluntades. Proponemos pero hay otra parte que tiene que decidir. Lo que me preocupa es que tengamos los ámbitos del desarrollo individual del jugador, del análisis del juego, del apoyo emocional, de la recuperación... que todos esos ámbitos estén ocupados por gente buena y especialista, que nos haga más fuertes. A partir de ahí aparecen o desaparecen nombres».

Promoción de la cantera

Roberto Olabe destacó que «una de las cosas buenas de este año, en este proceso de promoción, es el nivel de naturalidad a la hora de asumir, decidir y decir: 'vamos, estás preparado'. El transmitirles a ellos que están preparados. En un equipo joven hay muchas oportunidades y algunas amenazas y éstas se han trabajado bien, sin vértigo, sin estrés, para que ellos puedan demostrar lo que son, lo que tienen. Estamos en un momento importante para el club con gente joven que queremos que pase a ser importante. Estoy muy contento no solo con la labor de promoción, también con la consolidación de Igor Zubeldia, Aritz Elustondo y Joseba Zaldua». No quiso que esta idea se confundiera con una «transición». No. Olabe aseguró que «mi aspiración cada año es pelear por estar en Europa. Un objetivo es finalista y la aspiración es el momento del principio. La aspiración del club es estar en Europa siempre. Queremos aspirar a esa regularidad. Pero tenemos que construir el camino». Por objetivo, citó «conseguir la comunión entre el nuevo campo y lo que hagamos. Me gustaría emocionar. No hemos conseguido prender la mecha».

«Un reto para la próxima temporada es equilibrar el aspecto de las lesiones»

Capítulo especial dedicó Roberto Olabe al lastre de las lesiones. «Estamos preocupados todos. Estamos muy por encima de lo que UEFA dice: que son asumibles 900 días de lesión en una plantilla. Intentamos estudiar los factores». Afirmó que hay demasiadas cosas. «Nos pilló un hongo en agosto en Zubieta y hasta octubre tuvimos problemas en los campos. La realidad del estadio también nos penalizó hasta marzo. La suma de todos los factores ha hecho que haya lesiones musculares de acción brusca, que no es normal. Hemos tenido Tibias, metas (fracturas óseas), lo que le pasó a Luca, apendicitis... Una tipología increíble».

Todo ello, después de que «intentamos contratar a alguien que gestione el control de cargas. Gente que es buena. Tenemos que seguir percutiendo para evitar las lesiones». Hizo hincapié en el cambio de método por cambio de entrenador, circunstancia de la que se consideró el responsable, y en que «tenemos que hacer una mejor gestión de cargas». En este punto, subrayó que «una cosa que tiene buena Imanol es que vive muy pendiente de la gestión de cargas». Concluyó que en este frente «no hay un culpable a quien responsabilizar. Sí que tenemos claro que uno de los retos para la temporada que viene es equilibrar esto. Solo en términos de eficiencia económica, tener los días de baja a aquellos más jugadores más valorados...». Además de la merma de rendimiento de jugadores a nivel individual y del juego colectivo.

Más información