Díaz de Mera indica el camino de vestuarios a Silva ante las protestas de los realistas. / EFE

Real Sociedad La Real presenta alegaciones por la tarjeta roja de David Silva

El club txuri-urdin ha anunciado este lunes que ha recurrido la explusión del medio canario y aportará contenido audiovisual para poder contradecir lo redactado por Díaz de Mera en el acta

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

La Real va a tratar de agotar todos los medios que estén a su alcance para que Silva pueda jugar el jueves contra el Barcelona. El club txuri-urdin ha presentado este lunesr una prueba audiovisual ante el Comité de Competición mediante el cual va a intentar demostrar un error material en el acta redactada por el colegiado Díaz de Mera el viernes pasado en el partido contra el Betis en el Reale Arena donde indicó que «Jiménez Silva, David Josué fue expulsado por el siguiente motivo: Dirigirse a mí en los siguientes términos: 'Vete a la mierda'».

El colegiado castellano-manchego no dudó en expulsar al canario ya en el tiempo de descuento del partido tras señalar una falta a favor del Betis cerca del área txuri-urdin tras un choque entre Merino y Fekir, lo que provocó las protestas de los jugadores blanquiazules, entre ellos Silva. Así las cosas, el centrocampista se expone a una sanción de dos a tres partidos por desconsideración.

Ahora es el Comité el que deberá pronunciarse sobre la posible sanción al futbolista txuri-urdin. Decisión que se podría conocer este mismo martes. También tendrá que visionar las imágenes aportadas por la Real y considerar si son válidas o no. A pesar de que la jornada 33 arranca este mismo martes, el órgano sancionador puede tomar aún una decisión al respecto. De hecho, si la decisión es contraria a los intereses del cuadro txuri-urdin, la entidad guipuzcoana todavía podría acudir a Apelación o incluso solicitar la cautelar. De esta manera se podría dar la circunstancia de que llegara el jueves y todavía no se hubiera definido la situación de Silva.

Pese al recurso presentado en la mañana de este mismo lunes, el club txuri-urdin es consciente que lo tiene complicado para demostrar que Silva no pronunció las palabras a las que se refiere el árbitro en el acta, pero no imposible. Existe un precedente muy cercano en el Elche-Valencia de hace unas semanas. Mojica fue expulsado por decirle supuestamente al colegiado Ortíz Arias «hijo de puta». El club ilicitano, sin embargo, demostró con contenido audiovisual que el lateral gritó en realidad «me cago en la puta, hombre». El Comité de Apelación decidió retirar los dos encuentros de sanción y el defensa pudo disputar el siguiente partido. La Real tendría que presentar alegaciones pronto, ya que la próxima jornada arranca mañana.