Real Sociedad

Real Sociedad: Anoeta pasa el primer examen con nota

Panorámica de Anoeta con las gradas laterales acercadas al césped y la tribuna Sur terminada. En ese momento la Real ganaba 1-0, como se aprecia en el videomarcador. / J.M. LÓPEZ
Panorámica de Anoeta con las gradas laterales acercadas al césped y la tribuna Sur terminada. En ese momento la Real ganaba 1-0, como se aprecia en el videomarcador. / J.M. LÓPEZ

La arquitecta del campo asegura que la buena respuesta es «un espaldarazo para seguir trabajando». «A mí también se me puso la carne de gallina», confiesa Izaskun Larzabal, tras confirmar que Anoeta es el campo que anhelaba el aficionado de la Real Sociedad

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE SAN SEBASTIÁN.

Fotografías y vídeos de lo que se vivió en Anoeta han volado por WhatsApp desde el sábado por la tarde. No hay abonado de la Real Sociedad que no se llevara un recuerdo en su teléfono móvil de su primer día en el nuevo Anoeta, en el que hubo 26.756 aficionados. Todo (casi todo) fueron alabanzas al cambio experimentado en apenas cuatro meses. El viejo Anoeta es un mal recuerdo ante el nuevo escenario que se abre con el aficionado pegado al equipo. La comodidad, visibilidad y acústica es mil veces más potente. La impresión general que se llevó a casa el aficionado fue más que positiva y en el club, en un primer análisis, también están más que satisfechos por haber llegado a tiempo y por la respuesta recibida en este primer partido en Anoeta. Solo el presidente Jokin Aperribay y su consejo saben los muchos obstáculos que han tenido que sortear en los últimos años para hacer realidad este viejo anhelo. Solo faltó ganar. Se reafirman en que tanto esfuerzo ha merecido la pena. Y una de las personas que más satisfecha estaba ayer era la arquitecta encargada del proyecto de remodelación Izaskun Larzabal.

«A mí también se me puso la carne de gallina», confesaba ayer a este periódico. «Hemos superado el primer examen, pero todavía queda trabajo por hacer. Lo experimentado el sábado nos ayuda, supone un espaldarazo importante para todos los implicados en la obra, para seguir trabajando en la remodelación hasta culminarla». La previsión es iniciar el derribo de la tribuna Norte en octubre para que esté finalizada para el inicio de la Liga que viene. Los últimos remates harán que la obra acabe en noviembre y Anoeta tendrá 39.500 asientos. Hoy tiene 28.995 butacas y 28.202 socios.

Mejor visibilidad

Un altísimo porcentaje de los aficionados de la Real salieron encantados de Anoeta porque ahora sí tienen el terreno de juego cerca de sus asientos. Los abonados de las tribunas altas laterales pudieron comprobar que el descenso de la cota del terreno de juego es inapreciable al ojo y los que ocupan las localidades del anillo inferior han mejorado ostensiblemente su visibilidad. En el club son conscientes de que en el primer partido pudo haber aficionados que no tuvieron una correcta visibilidad desde su localidad. Quizás los más afectados pudieron ser quienes ocupan las primeras localidades de las tribunas laterales que tienen las vallas de publicidad delante y también los abonados de la primera fila de la tribuna Sur alta, a los que la valla de protección impide ver el área más cercana sin incorporarse. La Real Sociedad, consciente de esta situación, escuchará todas las opiniones y tratará de dar respuesta a estos abonados. Parece que la solución en algunos casos es simple: alzar los asientos unos centímetros.

Accesos, servicios y bares

El aficionado de la Real Sociedad respondió. Siguió las indicaciones, atendió a la información ofrecida en los paneles colocados en el entorno, y encontró su puerta de acceso con naturalidad. Los servicios de limpieza, constructoras y subcontratas consiguieron dejar limpios y ordenados los alrededores del estadio, al menos todo lo que se puede cuando todavía la remodelación está por acabar. Como había solicitado el club, el socio acudió con tiempo al campo y, salvo en momentos puntuales próximos al inicio del partido, no se formaron colas y aglomeraciones en las puertas. El mayor número de tornos que hay ahora hizo que la entrada fuera ágil. Si antes por cada torno entraban al campo una media de 575 personas, en el nuevo Anoeta se pasa a una media de entre 280 y 300. El aficionado pudo matar el tiempo hasta el inicio del partido en los bares, que irán mejorando su decoración y su oferta en las próximas semanas. Uno de los pocos problemas detectados se dio en uno de los servicios que no absorbió el agua como debía y se inundó. Algún problema hubo también a la hora de abandonar el campo. Quizás porque todavía el aficionado no tiene memorizado el vomitorio por el que debe salir, la evacuación fue algo más lenta de lo que puede ser. Lo normal es que el tiempo de evacuación sea mucho menor que en el viejo Anoeta porque las puertas de entrada del anillo inferior se abren de par en par al acabar el partido.

El club dará solución a los abonados que no tienen buena visibilidad desde su asiento

Grada Aitor Zabaleta

El corazón de Anoeta palpitó con fuerza desde el primer día. Los cánticos y gritos de ánimo de los 2.339 realistas contagió el resto del campo desde la previa del partido hasta que se apagaron las luces. Pocas gradas semejantes hay ahora mismo en clubes de Primera. Ha sido todo un acierto la decisión de juntar a las peñas en esa tribuna Sur baja, en la que no quedan asientos libres. La media de edad es baja y eso permite intuir que es una tribuna de presente y futuro. Reproducir ese ambiente o similar en otras zonas del campo, quizás en la tribuna opuesta, en la nueva Norte baja, puede ser una reflexión a futuro porque seguro que hay aficionados que quieren pasarlo igual de bien y no tienen hueco en la Zabaleta.

Césped

Respondió tan bien el césped que ni el entrenador del Barcelona ni los jugadores se acordaron de él. No se levantó como sí había ocurrido en Valladolid y el trabajo realizado por la empresa de jardinería Laziturri resultó impecable desde que se colocaron los tepes nueve días antes del partido. A algún jugador de la Real Sociedad le pareció que estaba duro. Será cuestión de tiempo que se vaya asentando el terreno.

Megafonía y videomarcador

La Real Sociedad ya había advertido que la recepción del sonido de la megafonía podía no ser del todo correcta en algunos puntos del campo y pese a que el sábado el sonido mejoró respecto al antiguo Anoeta todavía tiene que dar un salto en el momento que los bafles ahora instalados en el césped se coloquen en su posición definitiva, en las cubiertas de las tribunas. Se realizará en las próximas semanas. Es un sistema de megafonía denominado 'Espectacular'. Sí funciona uno de los dos videomarcadores que habrá en Anoeta. Por el momento es novedad que ofrezca repeticiones de los goles y estadísticas del partido. Es solo una migaja de lo que puede ofrecer.

Más

 

Fotos

Vídeos