Real Sociedad, licencia para soñar

Celebración del segundo gol realista. /EFE
Celebración del segundo gol realista. / EFE

Después de una primera mitad igualada, los de Imanol se soltaron el pelo en la segunda ayudados por un marcador favorable

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Esto parece que va en serio. Cada partido que pasa la Real Sociedad es un equipo más fiable, tanto en casa como fuera. En Anoeta, donde tenía su gran asignatura pendiente, ya suma diez puntos de los doce últimos y eso le ha permitido encaramarse a la séptima plaza. Y lejos de casa no ha perdido un ápice de la solidez que ha mostrado desde principio de temporada. Así las cosas, quién sabe qué nos pueden deparar estas 14 últimas jornadas...

Lo que está claro es que, a este paso, va a haber que levantar un monumento a Imanol. Nueve partidos lleva en el banquillo y ha ganado cuatro y empatado cinco. Eso visitando el Bernabéu, Villamarín en Copa y Mestalla. En Liga, han sido 15 puntos de 21 los sumados. Pero por encima de los números, lo mejor son las sensaciones que transmite el juego. Esta vez llegaba un Leganés en racha y la Real se desquitó con una goleada liderada por Oyarzabal y Januzaj. Y si arriba explotó toda su pólvora, atrás volvió a echar el candado un día más con un Rulli que ha recuperado todo su brillo. Son ya cinco de nueve los partidos con Imanol en que lo ha hecho y el Athletic marcó de un penalti inexistente.

No me quería olvidar del brillante debut de Álex Sola, un chaval que a sus 19 años se comió la banda derecha. Participó en los dos primeros goles y lo hizo todo bien. Les subrayaba el viernes el gran trabajo que se realiza en Zubieta, estableciendo alguna comparación con el del Ajax en su base, y aquí va otra muesca más. Siete futbolistas han debutado esta temporada en Primera y esta vez dos de 21 años, como Oyarzabal y Zubeldia, que hizo olvidar a Illarramendi, tiraron del carro. Esto es lo que hace diferente a la Real. El camino que ha elegido para escribir su historia. Aunque no sea el más sencillo, me parece el más bonito.

Debut de Sola y regreso de Zuru. Imanol apostó por mantener el equipo de las últimas semanas, aunque tuvo que realizar dos cambios obligados por la sanción de Zaldua y la lesión de Illarramendi. En el lateral dio la alternativa a Álex Sola, ya que Aritz se levantó con fiebre y se cayó del once en el mismo vestuario. Su debut en Primera es el séptimo de esta temporada tras los de Sangalli, Merquelanz, Le Normand, Barrenetxea, Roberto López y Aihen. En el centro del campo la ausencia de Illarramendi la cubrió con el regreso de Zurutuza, baja en Valencia por gastroenteritis. El resto del equipo fue el mismo de Mestalla, con Rulli en la portería; Llorente, Navas y Theo completando la defensa; Zubeldia y Merino en la zona ancha; y el ataque habitual con Januzaj, Willian José y Oyarzabal.

El Leganés avisa primero. El arranque no tuvo nada que ver con el resultado final. Como recordó Imanol en la sala de prensa de Zubieta, el cuadro pepinero era el cuarto mejor de las trece últimas jornadas -un tercio liguero- y demostró el porqué. Asentado en una fuerte defensa y con rápidas transiciones buscando la velocidad de Braithwaite y En-Nesyri, el adversario no sabe muy bien qué hacer. Si se planta en campo contrario para atacar, sus espaldas se convierten en vulnerables. Así que era un partido para prestar mucha atención a las vigilancias, no perder la cabeza y tener paciencia.

Novedades técnicas. La Real, para combatir la disposición táctica pepinera, trató de introducir dos novedades tácticas. La primera era descolgar a Willian José para dejar sin referencias a los centrales. La segunda, tratar de colar por dentro a Oyarzabal en ese pasillo central, para lo cual Merino cayó más a banda que de costumbre para desde ahí dibujar diagonales interiores que abriesen espacios. Januzaj quedaba libre para moverse por más zonas que de costumbre. Pero fue el Leganés el que dispuso de dos muy buenas opciones para marcar. La primera en una internada de Silva por la izquierda cuyo centro no despeja Theo por la mala orientación corporal para atacar el balón. Bustinza, llegando desde atrás, remató al poste. Al poco, un error de Merino al retrasar un envío fue cazado por En-Nesyri para encarar a Rulli, pero la rápida salida del argentino a sus pies abortó el peligro. El día no estaba para bromas.

Mejoría antes del descanso. Pasados ambos sustos la Real se metió en el partido. Imanol cambió a Januzaj y Oyarzabal de bandas para crear algo de incertidumbre y comenzaron a llegar las ocasiones. Willian José la tuvo tras un centro desde la izquierda de Oyarzabal, Cuéllar se lució ante Merino y un centro del navarro no fue cabeceado por Januzaj desviado desde la izquierda. En la reanudación, apenas habían pasado dos minutos cuando una internada de Oyarzabal, ya de vuelta a la izquierda, a punto estuvo de culminarla Álex Sola. Su volea la desvió Cuéllar en una gran estirada. La Real buscaba ya descaradamente la portería de un Leganés al que costaba salir a la contra porque tenía una posición muy retrasada en el campo. Acusaba el empuje txuri-urdin.

Januzaj y Oyarzabal, gran pareja. Dos grandes jugadas por la banda derecha con protagonismo de Januzaj derivaron en los dos primeros goles. En el primero el belga dibuja un gran centro al segundo poste que Oyarzabal llevó a las redes tras un gran cabezazo. En el segundo todo partió de un taconazo de Merino que habilita en carrera a Januzaj, quien se quita de en medio la salida al cruce de Omeruo con una aceleración y levanta la cabeza para dar un pase perfecto. No lo aprovechó Willian José en primera instancia pero sí Oyarzabal en segunda.

Con el marcador a favor Anoeta se divirtió como nunca y llegó el tercero en una de esas tantas faltas que hacen a Theo. Pardo puso un balón perfecto para que Willian José se luciese de cabeza. Fue el broche de oro a un tarde perfecta.

La única mala noticia las tarjetas amarillas recibidas por Theo y Willian José, que les impedirán participar en el siguiente partido, el Real Sociedad - Girona que se jugará el lunes 25.

3 Real Sociedad

Rulli; Sola, Navas, Llorente, Theo; Zubeldia, Zurutuza, Merino (Rubén Pardo, m.67); Willian José (Bautista, m.84), Oyarzabal (Sandro, m 76) y Januzaj.

0 Leganés

Cuéllar; Juanfran (El Zhar, m.65), Siovas, Omeruo, Bustinza, Silva; Óscar, Recio (Rubén Pérez, mi.82), Vesga; Braithwaite (Carrillo, m.76) y En-Nesyri.

árbitro:
Manuera Montero (Comité Andaluz). Amonestó a Llorente, Willian José, Theo. Siovas y Bustinza.
Goles:
1-0, m.50: Oyarzabal. 2-0, m.59: Oyarzabal. 3-0, m.74: Willian José.
Incidencias:
22.997 espectadores en Anoeta. La Real vistió con su segunda equipación porque en la pasada temporada el Leganés, que cumplía 100 partidos en Primera, hizo lo propio en su estadio, al no tener disponible en aquella ocasión los realistas su uniforme de reserva.

Las claves del partido

Paciencia
La Real trabajó bien las vigilancias para no dejarse sorprender a la contra con el marcador empatado
Explosividad
Dos grandes acciones de Januzaj culminadas por Oyarzabal en diez minutos decantaron el partido
Solidez
Son ya cinco de nueve los encuentros con Imanol en los que el cuadro realista ha dejado la portería a cero

Más