Próxima temporada

Una Real Sociedad joven e ilusionante, pero con poca experiencia

Barrenetxea, Zubeldia y Willian José celebran con Merino su gol ante el Real Madrid/EFE
Barrenetxea, Zubeldia y Willian José celebran con Merino su gol ante el Real Madrid / EFE

La plantilla de la próxima temporada se construirá sobre un eje integrado por Illarra, Zubeldia, Mikel Merino, Zurutuza y Oyarzabal. Los jugadores de la cantera de Zubieta tendrán un protagonismo principal y el club quiere apostar decididamente por ellos

JAVIER ONDARRETA

La Real Sociedad apuesta decididamente por la cantera y sus planes para la próxima temporada se orientan en la dirección de conformar una de las plantillas más jóvenes de Primera División. La dirección deportiva del club está convencida de que se dan las condiciones precisas en este momento para, de la mano de Imanol Alguacil como técnico, explotar todas las potencialidades que ofrece un numeroso grupo de jugadores de la cantera de Zubieta con un presente prometedor y un futuro ilusionante.

La construcción de la plantilla blanquiazul para el próximo año se inspirará en un otorgamiento de plena confianza a un grupo de jugadores nucleado principalmente alrededor de Illarra, Zubeldia, Mikel Merino, Zurutuza y Oyarzabal. Este será el corazón alrededor del cual ocuparán su espacio el resto de integrantes de la actual plantilla, salvo las salidas seguras de Theo, Juanmi y Sandro, otras probables en forma de traspaso o cesión, y las incorporaciones previstas, que deben sumarse a las de Alex Remiro y Modibo Sagnan, y que se resumen en un punta con velocidad, un delantero centro y un interior izquierdo. Más allá de estos refuerzos estructurales, la puerta a nuevos fichajes se abriría de nuevo en la Real si se produjeran salidas aconsejadas por la existencia de atractivas ofertas que el mercado proporcionara sobre jugadores blanquiazules llamados a ser titulares, que en ese caso serían sustituidos por contrataciones añadidas. Y en este grupo cabe identificar a Rulli o Moyá, Diego Llorente, Januzaj o el propio Willian José.

Protagonismo de la cantera

La temporada que acaba de concluir se ha saldado con el debut en el primer equipo de un inusual número de jugadores a los que luego les ha faltado la necesaria continuidad. Las participaciones más o menos esporádicas de Sola, Le Normand, Aihen Muñoz, Roberto López, Barrenetxea o Guevara son ejemplos elocuentes de una tendencia que incluye también el escaso protagonismo que han tenido Sangalli o Bautista, junto a los lesionados de larga duración Kevin Rodrigues, Merquelanz y Gorosabel. Esta base amplia de jugadores con buenas perspectivas de futuro acumula una natural inexperiencia. Una circunstancia que obliga a medir muy bien la conveniencia o no de acometer una planificación deportiva que dote de mayor poso de veteranía y número de partidos jugados en la élite a la plantilla del primer equipo. Además, los refuerzos previsibles de Alex Remiro y Modibo Sagnan, que se suman a otros jóvenes de la plantilla como Zaldua, Gorosabel, Aritz, Diego Llorente, Aihen Muñoz, Kevin Rodrigues, Zubeldia, Mikel Merino, Januzaj, Mikel Oyarzabal, Bautista, Merquelanz o Barrenetxea no hacen sino reforzar esta convicción, cuando en la lista de potenciales bajas es preciso incluir inicialmente a jugadores como: Rulli o Moyá, Héctor Moreno, Theo Hernández, Juanmi o Sandro. En estas circunstancias, Raúl Navas, Illarra, Rubén Pardo, Zurutuza o Willian José, se quedarían como únicas referencias de cierta experiencia en la primera plantilla.

La Real afronta de esta manera una situación futura ilusionante, pero también con algunos riesgos en el presente más inmediato, derivados de la elevada juventud que puede acumular su plantilla la próxima temporada. Este es un elemento de potencial desequilibrio que es preciso ponderar adecuadamente desde la dirección deportiva del club. Y más que pensar en potenciales refuerzos de tal o cual jugador para determinado puesto, parece obligado no perder de vista en el mercado la oportunidad de acceder a algún jugador experto y buen profesional contrastado que pueda aportar su experiencia a un adecuado crecimiento de los más jóvenes. Toshack lo hizo así en su momento con las incorporaciones de Océano y Carlos Xabier, procedentes del Sporting de Lisboa, y el resultado no fue nada malo para jóvenes debutantes en aquel momento como Imanol Alguacil, Guruzeta, Pikabea, Imaz, Bittor Alkiza, Luis Pérez, Kodro o Belloso.

Más noticias