Real Sociedad

La Real Sociedad, penalizada por los errores defensivos ante el Alavés

Los jugadores del Alavés celebran el gol mientras Illarramendi camina cabizbajo. /JOSE MARI LÓPEZ
Los jugadores del Alavés celebran el gol mientras Illarramendi camina cabizbajo. / JOSE MARI LÓPEZ

La Real Sociedad supera con balón a un Alavés que saca mucho con muy poco por la debilidad txuri-urdin atrás

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

El fútbol no funciona a peso. Da igual el porcentaje de posesión del balón, la velocidad a la que lo circules y las ocasiones que hagas, porque como atrás concedas más de la cuenta, estás perdido. Incluso en los amistosos veraniegos en los que dicen que el resultado no importa. Menos mal, porque ya llevamos tres derrotas consecutivas en ocho días.

La Real Sociedad mejoró respecto a anteriores ensayos, al menos en lo que se refiere a la fase ofensiva. Circuló bien el balón, tuvo paciencia para moverlo de un lado a otro y esperar el momento de atacar el espacio, y generó situaciones de peligro en jugada. El mejor ejemplo fue el gol de Sangalli después de encadenar cerca de una quincena de pases desde la derecha hasta la izquierda para volver al punto de partida antes de que Zaldua filtrara el definitivo a la ruptura de Oyarzabal. Una muestra de que los realistas van asimilando los conceptos, aunque los resultados aún digan lo contrario.

1 Real Sociedad

Moyá; Zaldua, Llorente, Zubeldia, Héctor Moreno, Kevin; Sangalli, Illarramendi, Zurutuza, Oyarzabal; Agirretxe. En la segunda parte jugaron Rulli; Gorosabel, Le Normand, Navas, De la Bella; Capilla, Guevara, Pardo, Héctor Hernández; Juanmi y Willian José.

2 Alavés

Sivera (Pacheco, m.46); Agirregabiria, Maripán (Ximo Navarro, m.31), Laguardia (Adrián López, m.63), Javi López (Vigaray, m.63); Dani Torres (Perera, m.63), Manu García (Wakaso, m.46); Ibai (Burgui, m.31), Sobrino (Guidetti, m.63), Jonny (Twumasi, m.46); Borja Bastón.

Goles:
0-1, min. 3: centro de Javi López desde la izquierda que desvía en propia meta Zubeldia. 1-1, min. 26: pase al espacio de Zaldua a Oyarzabal y Sangalli, que acompaña la jugada, aprovecha para marcar. 1-2, min. 49: penalti que no pareció serlo de Gorosabel a Bastón que este mismo transforma por el centro.
Árbitro:
Palencia Caballero, del comité vasco, asistido en las bandas por Rodríguez Portela y Zabal Mitxelena. Amonestó con tarjeta amarilla a Vigaray en el minuto 75.
INCIDENCIAS:
cerca de 2.000 espectadores en el campo de Asti de Zarautz. Sexto amistoso veraniego de la Real.

En verano siempre es complicado sacar conclusiones. Mucho más ayer, cuando Asier Garitano dispuso de dos onces muy diferentes y dos sistemas distintos en cada periodo. Además, alternó titulares con suplentes, por lo que pocas lecturas caben hacer de un partido así.

En la primera parte colocó a sus hombres en un dibujo con tres centrales con Llorente, Zubeldia y Héctor Moreno atrás, Zaldua y Kevin de carrileros e Illarramendi y Zurutuza como pareja de mediocentros. Sangalli realizó siempre función de equilibrio, con Oyarzabal como enganche y Agirretxe de delantero centro.

Fue una forma de trabajar un dibujo diferente que facilita la salida del balón desde atrás al dar más amplitud al juego y superar una presión avanzada del contrario. El problema fue que para el minuto tres la Real Sociedad ya iba por detrás en el marcador tras un autogol de Zubeldia y el marcado repliegue defensivo del Alavés no le concedió demasiadas opciones. Aún así, merece reseñarse la jugada del tanto de Sangalli, un cabezazo de Agirretxe a centro de Kevin y otros dos testarazos del usurbildarra en sendas acciones a balón parado.

En la segunda parte, el técnico de Bergara puso en liza un equipo completamente diferente, situado además en 1-4-4-2. Rulli formó bajo palos, con Gorosabel, Le Normand, Navas, De la Bella en defensa; Capilla, Guevara, Pardo y Héctor Hernández en el centro del campo; y Juanmi y Willian José en ataque.

Pero de nuevo se encontró la Real Sociedad con otro gol. Fue en un penalti señalado a Gorosabel por derribo a Borja Bastón tras un centro de Agirregabiria desde la derecha. Por el desarrollo de la jugada recordó mucho al cometido por Kevin sobre Baselga en Tafalla ante el Zaragoza. Centro de un lateral contrario desde una esquina y problemas para que el último hombre gane la posición al rival. Ayer, sin ir más lejos, los dos goles contrarios los generan los dos laterales babazorros, Javi López el primero y Agirregabiria el segundo. Un mal que viene de la pasada temporada y que se está repitiendo este verano.

Juanmi falló un penalti

Con toda la segunda parte por delante, la Real Sociedad combinó bien, metió al Alavés en su campo y dispuso de buenas aproximaciones. La tuvo Juanmi tras un centro de Willian José, el propio brasileño en un libre directo que le sacó Pacheco, Héctor con un remate cruzado tras pase al hueco de Pardo, el centrocampista riojano en una falta lateral en la que trató de sorprender a Pacheco...

Juanmi tuvo en sus botas el empate tras un penalti generado por Capilla ante Agirregabiria, que le derribó claramente dentro del área. El de Coín marcó inicialmente pero Palencia Caballero se lo mandó repetir. Y lo echó fuera.

De todas formas, con todo lo bueno que generaron los de Garitano con balón, lo más preocupante es que fue el Alavés el que tuvo las dos ocasiones más claras en dos desajustes atrás. La primera, salvada por Rulli ante Bastón después de que una pared con Guidetti bastara para desarmar a la zaga; y la segunda, de Guidetti después de un error en la zona de creación de Guevara. El sueco, solo, falló el mano a mano ante Rulli.

Quedan nueve días para el inicio liguero en Villarreal y los dos amistosos de este fin de semana en Alemania, pero la Real Sociedad ya puede apretar porque aún le falta mucho para ser un equipo solvente.

Más Real Sociedad

 

Fotos

Vídeos