Obras

La Real Sociedad dibuja su nombre en el nuevo Anoeta

Así lucía Anoeta durante la tarde de este viernes./DV
Así lucía Anoeta durante la tarde de este viernes. / DV

Las obras en el nuevo estadio de Anoeta avanzan por fuera, pero también por dentro, con el nombre del club en la grada Este

IKER MENDIASan Sebastián

El nuevo estadio de Anoeta tiene un parecido cada vez mayor a las infografías que hace años lo representaban. Por fuera avanza la estructura metálica que sujetará el material azul (EFTE) que recubrirá todo el perímetro del estadio y por dentro este viernes se adivina ya cómo quedará el nombre del club en la zona superior de la grada Este. Los operarios avanzan con rapidez en la colocación de las nuevas butacas, que como puede verse en la imagen superior, no son solamente azules, como en el resto de graderíos.

La Real Sociedad ha querido imprimir carácter y sabor txuri-urdin en cada detalle y al estilo de otros grandes clubes decidió que los asientos dibujaran el nombre del club. A principios de la próxima semana se verá ya completo, de momento hoy puede verse un gran 'Real'.

En total serán 800 los nuevos asientos blancos que dibujarán el nombre del club en el anillo superior de la tribuna Este. En la primera fase de la sustitución de las sillas, que comenzó el 6 de noviembre, en total se van a reemplazar 3.500.

El turno de la tribuna principal llegará a principios de enero. Se espera que los asientos se renueven progresivamente. En primer lugar, se sustituirán los más cercanos a la zona Norte del estadio. El club desea que para mediados de febrero el interior de Anoeta luzca su renovada imagen

También en el interior se está trabajando estos días en resembrar el terreno de juego, una práctica ésta muy común cuando no hay competición y cuando los días de frío están a la vuelta de la esquina. Y más aún en los estadios que comparten partidos de rugby y de fútbol.

Charla digital

La Real Sociedad está haciendo un esfuerzo para que el terreno del nuevo Anoeta se asemeje lo más posible al que había antes de la reforma, considerado uno de los mejores de la Liga, y está poniendo todo de su parte para conseguirlo.

La duda que hay ahora es cómo va a responder el césped a la nueva configuración de la cubierta. Los rayos de sol no entran de forma tan directa como lo hacían en el viejo Anoeta, con su estructura más abierta. Puede que por el momento no haya problema ninguno porque el derribo de la tribuna norte va a permitir que la luz siga entrando al campo. La incógnita es saber qué va a pasar cuando el campo esté completamente remodelado. En ese momento la Real Sociedad podría plantearse adquirir calefactores para que el estado del césped sea el correcto, como ya hacen muchos equipos de fútbol, caso del Eibar, entre otros.

Más

 

Fotos

Vídeos