Zurutuza colgó las botas tras 303 partidos con la Real.

Real Sociedad

Y entonces, Aperribay quitó las pistas

Condecorado. Zurutuza con un ascenso, una clasificación para la Champions y una Copa bajo el brazo, recibe la insignia de oro y brillantes a por su talentosa carrera

Raúl Melero
RAÚL MELERO

La imposición de la insignia de oro y brillantes por parte de la Real es un acto de absoluta solemnidad. Comparable, por qué no, a ser Sir del Imperio británico. En clave del conjunto txuri-urdin significa el reconocimiento a una carrera superior a las de las diez temporadas en el primer equipo más allá de los éxitos cosechados por el jugador

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Celebra con nosotros el sexto aniversario. Suscríbete 3 meses por 1€