El Sanse se mide a la Ponferradina en Ipurua por el cambio de césped de Anoeta / Askasibar

Segunda División

El Sanse tira de orgullo para empatar

Un nuevo golazo de Alkain permite puntuar a un filial txuri-urdin al que se le pusieron muy difíciles las cosas por la temprana expulsión del portero Zubiaurre

Iñigo Villamía
IÑIGO VILLAMÍA

En el partido de este domingo pasó absolutamente de todo. Lo primero y más importante es tener en cuenta que el Sanse debió desplazar a Ipurua para jugar como local la novena jornada de la Liga SmartBank por el cambio de césped que se llevará a cabo en el Reale Arena por petición expresa de Imanol Alguacil. Lo segundo que en el minuto cinco se quedó con un jugador menos por la expulsión de Zubiaurre. Aunque veintitrés más tarde, un puñetazo en la cara de Edu Espiau a Ezkurdia tuvo el mismo desenlace y volvieron a igualarse las fuerzas. Y lo tercero, que el filial txuri-urdin empezó perdiendo en Eibar.

Pues bien, aún y todo, el equipo dirigido por Xabi Alonso no solo fue capaz de empatar merced a una obra maestra de Xeber Alkain –otra más–, sino que además dispuso de una ocasión clarísima que a punto estuvo de materializar Lobete si Paul Anton no llega a sacar el balón prácticamente sobre la línea.

Que el horario no era el mejor lo sabe todo el mundo –las dos de la tarde de un domingo–. Pero visto lo visto, a los 972 espectadores que se desplazaron hasta Eibar les mereció la pena hacerse el viaje. Porque vieron reparto de puntos, goles y expulsiones. Poco más se puede pedir en noventa minutos.

Con cinco cambios en el once titular con respecto a la victoria en Alcorcón al Sanse se le complicaron mucho las cosas en la primera jugada peligrosa del encuentro. Un saque en largo botado por el guardameta rival, Lucho García, lo peinó Espiau ganando por arriba a Ezkurdia y dejó solo en el uno contra uno a Agus Medina con Zubiaurre. El portero realista midió mal en la salida y terminó derribando al atacante a escasos dos metros del área.

Vídeo. Expulsión de Zubiaurre:

Las mejores imágenes del partido.

Galería. Las mejores imágenes del partido. / Mikel Askasibar

Tras varios minutos con el juego detenido –ambos futbolistas tuvieron que ser atendidos por el fuerte golpe–, el colegiado Quintero González acabó mostrando la cartulina roja directa a un Zubiaurre que abandonó el campo cojeando. Primer contratiempo para Xabi Alonso, que apenas tuvo margen para pensar cómo reestructurar el esquema.

El perjudicado fue Karrikaburu, que tuvo que abandonar el terreno de juego para dejar paso a Marrero. Asimismo, Lobete pasó a ocupar la posición de nueve y Magunazelaia se vio obligado a retrasar ligeramente su posición.

Con uno más, la Ponferradina subió un punto la presión y lo intentó con varias internadas por las bandas que, sin embargo, no encontraron solución. Porque el Sanse, pese a sufrir en los compases iniciales, aguantó bien el tipo hasta que logró asentarse.

Eso sí, pudo quedarse con nueve en el minuto 18 en una acción idéntica a la primera. Sacó en largo Marrero, cortó de cabeza Erik Morán y el balón salió desviado a la espalda de los centrales. En ese momento, Arambarri agarró de la camiseta a su oponente y vio la cartulina amarilla. El castigo podía haber sido mayor si Blasco no hubiese estado cerca de la acción.

Vídeo. El gol de Xeber Alkain:

Ya en el 27', la cruz de la moneda le cayó al cuadro de Jon Pérez Bolo por un error muy grave de Edu Espiau. Con el esférico en el flanco izquierdo, el 19 de la Ponferradina buscaba un posible remate dentro del área ante Ezkurdia, a quien propinó primero un manotazo y después un puñetazo en la cara. El colegiado le mostró la amarilla en un primer instante pero el VAR le corrigió y Espiau terminó siendo expulsado.

Con igualdad numérica, Sanse y Ponferradina ofrecieron muy poco fútbol hasta el descanso. Cristo filtró un pase a Aldasoro dentro del área que la defensa despejó sin problemas y Paris Adot lo intentó en varias ocasiones con centros desde la derecha ninguno con peligro.

Otro partido tras el descanso

La primera parte y la segunda no tuvieron nada que ver. Porque tras el paso por los vestuarios es cuando se vivieron los momentos más interesantes de la tarde. A los cinco minutos, el Sanse pidió penalti por una posible mano de Pascanu pero Quintero González no vio nada. Y en el 53 llegó el 0-1 para los visitantes. Copete asistió desde el central izquierdo a Ojeda, que se quiso marchar, le dejaron espacio y no se lo pensó dos veces para chutar con la zurda desde la frontal. El balón tocó en Arambarri y fue el primer tiro a puerta del partido.

Pero el segundo y el tercero llegaron poco después. Una para cada equipo. Lucho sacó una mano providencial para evitar el gol de Lobete y en la siguiente jugada Marrero salvó el posible 0-2 al sacar con el pie el lanzamiento de Naranjo.

Con un juego más animado, el Sanse se volcó arriba y en el 63' obtuvo premio gracias a un estratosférico zurdazo de Xeber Alkain. El atacante hondarribiarra encaró a Pujol para después regatear a Medina. El balón acabó quitando las telarañas de la escuadra. Y en el 67, la Real B pudo adelantarse si Lobete hubiera picado un poco más fuerte el balón filtrado por Magunazelaia, uno de los mejores ayer. Paul Anton la acabó sacando en la misma línea de gol. No hubo tiempo para más. Así las cosas, el Sanse consigue un merecido empate.