Sorloth, Januzaj, Zubeldia, Le Normand, Guevara, Oyarzabal y Aihen celebran la victoria nete el Atlético de Madrid. /J.M. López

Sorloth, Januzaj, Zubeldia, Le Normand, Guevara, Oyarzabal y Aihen celebran la victoria nete el Atlético de Madrid. / J.M. López

Copa La Real Sociedad gana al Atlético de Madrid y ya está en cuartos de final

Los goles de Januzaj y Sorloth meten a los blanquiazules en la siguiente ronda después de un partido en los que los realistas han sido muy superiores a los colchoneros

Axel Guerra
AXEL GUERRA San Sebastián

La Real Sociedad va en serio en la Copa. El conjunto txuri-urdin ha firmado una noche redonda este miércoles en el Reale Arena en la que ha eliminado al Atlético de Madrid y ganado un lugar en el bombo de los cuartos de final del torneo del K.O. Y lo ha hecho de la mejor manera posible. Los de Imanol han desarbolado por momentos al actual campéon de Liga y, probablemente, al equipo con mejor plantilla de LaLiga. Es verdad que los rojiblancos están inmersos en la peor racha de resultados de los últimos diez años, desde que Diego Pablo Simeone se hizo cargo del equipo; pero también que eso es lo que precisamente les hace más peligrosos. Que se lo pregunten al Liverpool, que hace dos campañas quedo apeado de la Champions League por un Atlético que por entonces también estaba muy alejado de los resultados que de él se esperaba.

El choque ha comenzado con una Real dispuesta a hurgar en la herida de un rival que es la sombra de aquel conjunto granítico, rocoso, al que era prácticamente generarle alguna ocasión de gol. Esta noche, en los primeros trece minutos los txuri-urdin han estado a punto de batir a Oblak en tres ocasiones para todos los gustos: tras una jugada a balón parado, otra por la izquierda y una más por la derecha, pero Aritz, Januzaj y Sorloth no han acertado con la meta rival. Un inicio trepidante al que se ha sumado Janick Carrasco con un balón al palo de la portería de Remiro. Era la respuesta del Atlético. Su manera de decir que estaba aquí, que si la Real quería la victoria iba a tener que trabajársela.

A la guerra se va con hombres y no con nombres. Cada disputa, cada contacto por ganar la posición en una jugada a balón parado, cada carrera era una pequeña batalla en la que nadie estaba dispuesto a ceder un centímetro. De las ocasiones a la tensión. A la competición y la lucha. Al cara a cara. Era el partido que le convenía al Atlético y al que la Real ha sabido hacer frente sin dar un paso atrás, en falso, a la espera de poder utilizar sus mejores armas. Después de los tres primeros avisos, no podía perdonar más. Debia sacar provecho a su apuesta por derribar la muralla rojiblanca. A la media hora de juego, una contra llevada por Merino y Silva ha finalizado con un balón a banda para Zaldua. Un gran centro del donostiarra lo ha culminado Adnan Januzaj, rodeado de tres defensores atléticos, con un soberbio cabezazo ajustado al palo de Oblak. Era la primera grieta para que la muralla cediera y la Real ya estaba por delante.

No ha habido que esperar mucho para que el socavón fuera definitivo. A la vuelta de vestuarios, quien más, quien menos, podía esperar el arreón de orgullo del Atlético. Pero se habrá quedado con las ganas. Sorloth se ha encargado de quitárselas apenas un minuto después de que se reanudara el juego. El delantero noruego ha aprovechado un error de Felipe para plantarse solo ante Oblak y marcar el segundo de la noche. Ya no había vuelta atrás. La Real había enfilado el camino definitivo hacia los cuartos de final.

Los de Imanol Alguacil conocerán su próximo rival el viernes a mediodía, después del sorteo que se celebrará en la Ciudad del fútbol de las Rozas.