Real Sociedad

La Real Sociedad prepara un nuevo contrato para Mikel Oyarzabal

Reclamado. Mikel Oyarzabal posa sonriente con un joven aficionado a la conclusión del entrenamiento de ayer en Zubieta./PEDRO MARTINEZ
Reclamado. Mikel Oyarzabal posa sonriente con un joven aficionado a la conclusión del entrenamiento de ayer en Zubieta. / PEDRO MARTINEZ

El futbolista eibarrés tiene firmado hasta 2022 con un blindaje de 50 millones que se ha quedado pequeño ante la evolución del mercado | Quiere actualizar el que tiene, que es de hace dos años, con una mejora de la ficha y un aumento de la cláusula

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

La Real Sociedad quiere construir su nuevo proyecto sobre unos cimientos fuertes y nada mejor que reforzar sus pilares antes de acometer nuevas empresas. En los dos meses transcurridos desde el final de la pasada Liga se ha dedicado a cuidar a sus principales valores para, desde ahí, ir dando los siguientes pasos. El primer movimiento estratégico fue la mejora del contrato de Asier Illarramendi, el nuevo capitán, al que siguió la renovación de Igor Zubeldia, una de las revelaciones del pasado ejercicio y en el que hay muchas esperanzas depositadas a sus 21 años.

La pérdida en apenas doce meses de futbolistas como Yuri, Vela, Iñigo Martínez, Xabi Prieto, Canales, Carlos Martínez y ahora Odriozola ha llevado al club a reforzar su apuesta por un camino que le ha dado buenos réditos en el último decenio: cantera y fichajes puntuales para reforzar aquellas posiciones a las que no llega Zubieta.

Del plantel que ha cogido Asier Garitano hay tres piezas que resultan fundamentales: Illarramendi, Oyarzabal y Willian José. El primero está muy bien atado después de la actualización de su contrato que le vincula a la Real Sociedad hasta 2023 con una cláusula de 70 millones para aquel que pretenda hacer saltar la banca. Con el brasileño hay contacto continuo por parte del director de fútbol, Roberto Olabe, quien ha recogido el compromiso del delantero para continuar su etapa en San Sebastián a la vez que le ha transmitido su importancia dentro del colectivo. En septiembre pasado su contrato fue revisado y en los próximos meses experimentará una nueva actualización, más acorde con un jugador que anotó veinte goles en competición oficial en la pasada campaña y que, como es obvio, centró las miradas de muchos equipos.

Las frases

El club pretende reconocer así el estatus que supone lucir el dorsal '10' en la Real Sociedad

Lleva 110 partidos en el primer equipo, en los que ha hecho 24 goles y dado 19 asistencias

Clubes importantes como la Roma y el Atlético han seguido de cerca sus pasos

En Transfermarkt es el realista más valorado, en 35 millones, por delante de Illarramendi y Willian

Crecimiento continuo

Así las cosas, ahora ha llegado el turno de Mikel Oyarzabal, a quien el club quiere reconocer el salto cualitativo que ha mostrado en las dos temporadas transcurridas desde su última firma, en agosto de 2016, con un blindaje de 50 millones, 60 en el caso del Athletic.

Con apenas 21 años se ha convertido por derecho propio en el heredero del dorsal '10' que durante años ha llevado Xabi Prieto y que anteriormente vistieron otras leyendas blanquiazules. Tuvo la oportunidad de lucirlo por primera vez en el amistoso del viernes en Ipurua y no cree que ello le vaya a suponer una presión añadida. Se le ve con las ideas muy claras: «Sé que lo han llevado grandes jugadores como el propio Xabi, De Pedro o Zamora, sé que el listón está muy alto, pero estoy con ganas y confianza, quiero seguir creciendo. ¿Presión? Cuando entras al campo no piensas en el dorsal que llevas a la espalda».

En estos dos años y medio en el primer equipo ha disputado 110 partidos entre Liga, Copa y Europa League, en los que ha marcado 24 goles y dado 19 asistencias. Algunos tan importante como aquel que supuso el triunfo ante el Barcelona en la 15/16 en Anoeta o el que significó la clasificación para los dieciseisavos de la Europa League el curso pasado en Trondheim ante el Rosenborg. A ver quién encuentra a un canterano de su edad con semejante peso en la fase ofensiva de su equipo. Unos números asombrosos. Y eso que su consistencia defensiva y participación en el juego no se ve reflejada en las estadísticas, que si no estas serían de asustar.

Algo debió ver Del Bosque en él que antes de la pasada Eurocopa de Francia en 2016 le hizo debutar con la selección absoluta en un amistoso ante Bosnia y Herzegovina. Desde entonces no ha hecho más que crecer, algo que confirmaba hace unos días la lista ofrecida por Prime Time Sport, empresa de marketing deportivo especializada en representación de jugadores, en la que figuraba como el décimo sub-21 más valorado de Europa dentro de un ranking encabezado por Kylian Mbappé (PSG), que ha brillado con luz propia en el Mundial de Rusia, y en el que también se encuentran Rashford (United), Gabriel Jesús (City) y Démbelé (Barcelona), entre otros.

Ahora mismo es el jugador más valorado de la Real Sociedad para Transfermarkt, el portal especializado en la tasación de futbolistas y referencia para los clubes en muchas de las operaciones que se cruzan en el mercado, con una cotización de 35 millones de euros, por delante de Willian José (25) e Illarramendi (20).

Un referente

El jugador está encantado vistiendo de blanquiazul y acepta de buen grado ser uno de los referentes en esta nueva renovación que vive la plantilla. Junto a los veteranos De la Bella y Zurutuza, y Asier Illarramendi, será uno de los líderes en este periodo de transición encargados de llevar por el buen camino a un interesante grupo de jugadores que no supera los 25 años en el que se encuentran Llorente, Juanmi, Aritz, Januzaj, Kevin, Merino, Zubeldia, Bautista y Gorosabel, además de los Sangalli, Capilla, Merquelanz, Guevara y Zubiaurre, que tratan de hacerse con un hueco en la plantilla en este verano.

Hacía mucho tiempo que la Real Sociedad no contaba con un futbolista de esta edad de semejante calidad, talento y compromiso, por lo que en las oficinas de Anoeta tienen claro que el futuro pasa por él. Su rendimiento tampoco ha pasado desapercibido para muchos de los clubes importantes de Europa, alguno de los cuales han preguntado por su situación. Uno de ellos ha sido la Roma de Monchi, quien tiene un conocimiento exacto de todo lo que se cuece en la Liga. También el Atlético de Madrid le tenía en su agenda como uno de los posibles sustitutos de Griezmann en el caso de que el francés hubiera abandonado el Wanda Metropolitano este verano. Y qué decir del Athletic, que aún anda mosqueado porque la Real le haya birlado a Mikel Merino y con los 70 millones que añadió a sus acaudaladas arcas en enero tras la marcha de Laporte al Manchester City -de los que ya ha gastado 56 en Iñigo y Yuri- daría cualquier cosa por disponer de un atacante como el eibarrés.

Con todo, el objetivo de esta mejora de contrato es reconocer los méritos acumulados en estas dos últimas campañas y adecuarlo al rendimiento ofrecido sobre el campo, independientemente de que un aumento de su cláusula haga más difícil que un tercer club pueda ficharlo. Aún tiene 21 años y mucho tiempo por delante para saber por dónde enfocar su carrera. De momento, solo piensa en blanquiazul.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos