Real Sociedad

La Real Sociedad pone sus ojos en Alexander Isak

Alexander Isak, con la camiseta del Borussia Dortmund./
Alexander Isak, con la camiseta del Borussia Dortmund.

Es un delantero centro sueco de 19 años del Borussia Dortmund al que conocen en su país como el 'nuevo Ibrahimovic'

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

Alexander Isak es la principal opción que baraja la Real Sociedad para reforzar la delantera, aunque no la única. Es un espigado ariete sueco de 19 años que pertenece al Borussia Dortmund y que ha jugado cedido en el Willem II holandés la segunda parte de la temporada, con el que ha marcado 13 goles. A pesar de su juventud ya ha jugado tres partidos con la selección absoluta de Suecia y ha marcado un tanto. El club blanquiazul ya ha establecido contactos con el futbolista y trabaja para avanzar en la operación con el Borussia, que pagó 9 millones por el futbolista en enero de 2017.

El objetivo txuri-urdin es conocido en su país como 'el nuevo Ibrahimovic' por sus parecidas características, tanto físicas como de juego con Ibrahimovic, y por su facilidad para convertir. Isak es grande -mide 1,90-, va fuerte a las disputas y se maneja bien tanto de espaldas como yendo al espacio gracias a su poderosa zancada. A pesar de que su constitución física pudiera sugerir lo contrario, es bastante bueno técnicamente y rápido a la hora de armar el disparo.

Para la Real es una buena oportunidad de optar a un delantero de calidad por un precio razonable. Su baza es andar rápido y adelantarse a otros clubes más grandes ahora que todavía tiene toda su carrera deportiva por delante. En el Willem II se ha hinchado a marcar goles en la Eredivisie. Desde que el 16 de febrero lo hiciese ante el Vitesse ha conseguido 13 y ha dado 7 asistencias en tres meses en los 15 partidos que ha jugado como titular. Logró un hat-trick ante el Fortuna Sittard y dobletes ante De Graffschap y Heracles Almelo, este último fuera de casa. También le marcó al Ajax y al Feyenoord en De Kuip.

Carrera meteórica

Nacido en Solna el 21 de septiembre de 1999, en el norte del área metropolitana de Estocolmo, empezó en el AIK Solna, escalando peldaños en las categorías inferiores. Con 16 años debutó con el primer equipo en Copa y marcó un gol, el 28 de febrero de 2016 ante el Tenhults. En abril Andreas Alm, entrenador del AIK le hizo debutar en liga contra el Östersunds. Fue titular y volvió a marcar en la victoria de los suyos (2-0), convirtiéndose en el jugador más joven en anotar para su club en la Allsvenskan con 16 años y 199 días.

En mayo firmó su primer contrato profesional con el club y entró a formar parte del primer equipo. El 21 de septiembre, el día en que cumplía 17 años, marcó dos goles en el derbi ante el Djurgärdens y dicen que fue cuando su compañero de equipo Chinedu Obasi le bautizó como el 'nuevo Zlatan'. Desde entonces su carrera ha sido meteórica.

Tal fue la fiebre que desató en Europa, que en octubre de aquel año 90 ojeadores estuvieron viéndole en un partido contra el Goteborg, según informó entonces el AIK.

Comenzó a acaparar portadas después de ser elegido 'Jugador revelación' de la liga sueca y convertirse en el goleador más joven de la historia con la selección absoluta de Suecia, al marcar ante Eslovaquia con 17 años y 113 días. Ibrahimovic debutó con la selección a los 19 y marcó su primer gol como internacional con 20.

Más

Nació en
Solna, Estocolmo (Suecia) el 21 de septiembre de 1999). Tiene 19 años.
Trayectoria
AIK Solna (2016-17). Borussia Dortmund (2017-18). Willem II (2019 ).
Internacional
Suecia. Cuatro partidos, un gol.
Altura y peso
1,90 m. y 70 kilos.

En el mercado de invierno de 2017 fue uno de los futbolistas más solicitados. Chelsea, Bayern, Juventus y Real Madrid sondearon su fichaje, pero fue el Borussia Dortmund el que se llevó el gato al agua tras pagar 9 millones de euros al AIK Solna y firmarle un contrato hasta 2022. Fue la mayor venta de la historia de la Allsvenskan sueca.

Isak descartó propuestas de clubes más grandes al entender que el Dortmund le ofrecía más opciones de progresar, al ser un club más habituado a trabajar con los jóvenes. Solo tenía 17 años.

Sin embargo, las cosas no le fueron como había pensado. Si en el AIK Solna había marcado 13 goles en 29 partidos, en el Borussia apenas jugó. Marcó un gol y dio una asistencia en Copa nada más llegar, pero en liga únicamente participó en cuatro partidos -uno como titular- entre enero de 2017 y enero de 2019. Eso sí, en ese tiempo tuvo ocasión de debutar en la Champions en la 17/18 ante el Apoel y de jugar unos minutos en los dos partidos de los octavos de la Europa League frente al Salzburgo, verdugo de la Real en la ronda anterior.

Tan poco estaba jugando que el Borussia decidió que lo hiciera con su filial en la primera parte del curso 18/19. Marcó 5 goles en 12 partidos, con un hat-trick ante el Rot-Weiss Essen. En enero fue cedido al Willem II, después de una rocambolesca historia. Ambos equipos coincidieron en Marbella en el stage invernal y jugaron un amistoso en el que Isak marcó dos goles. Mathijsen, el que fuera central internacional holandés y ahora director deportivo del Willem II, no se lo pensó dos veces y cerró rápidamente su préstamo, que ha sido todo un acierto y le ha abierto las puertas de la Real.

Más