Real Sociedad

Sandro: «La Real Sociedad es un nuevo desafío para mí»

Sandro posa con una bufanda blanquiazul a su llegada ayer de la Policlínica Gipuzkoa donde pasó reconocimiento médico. / MICHELENA
Sandro posa con una bufanda blanquiazul a su llegada ayer de la Policlínica Gipuzkoa donde pasó reconocimiento médico. / MICHELENA

Sandro, que llega cedido del Everton, se confiesa feliz a su llegada a San Sebastián por tener la oportunidad de sumarse a una Real Sociedad «muy fuerte» que cuenta con una «plantilla y un técnico muy bueno»

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

Sandro Ramírez (Las Palmas, 1995) podrá seguir esta noche el partido de la Real Sociedad en la grada de Ipurua si es su deseo después de estampar su firma ayer por la tarde en el despacho presidencial en Anoeta que le liga a la Real Sociedad por esta temporada. En sus primeras palabras ya dejó claro cuál es su objetivo en la Real Sociedad: «Estoy contento porque afronto un nuevo desafío y estoy con ganas de conocer a mis nuevos compañeros y al míster. Aquí en LaLiga es donde mejor he rendido y ahora tengo una nueva oportunidad, un nuevo desafío, y estoy con muchas ganas. Veo un equipo muy fuerte, muy metido y muy comprometido con todo».

Más

El jugador llegó ayer al mediodía al aeropuerto de Biarritz procedente de Liverpool. Había dormido poco porque se acostó tarde después de jugar su último partido con el Everton y se despertó pronto para tomar el vuelo que le trajo a Gipuzkoa, pero todo fueron sonrisas desde el momento que fue recibido por el dirertor de fútbol de la Real, Roberto Olabe, y por su mano derecha, Erik Bretos. Sandro está ilusionado con la posibilidad de jugar en la Real Sociedad, según confesaría en privado a las gentes de la Real Sociedad y luego públicamente en los medios oficiales del club. «Hay una plantilla muy buena, un entrenador muy bueno y vamos a intentar hacerlo lo mejor posible para quedar lo más arriba posible», advirtió.

Cree que puede ser el equipo en el que alimentar su instinto goleador tras apenas jugar en el Everton y no tener la suerte en su cesión al Sevilla, en el pasado mercado invernal. Dicen a orillas del Guadalquivir que Sandro llegó muy presionado al Sánchez Pizjuán y que la ansiedad por marcar, por querer recuperar el tiempo perdido, le impidió cuajar. En la Real Sociedad tiene una temporada para volver a ser el que fue en Málaga, en una campaña, la 2016/17 en la que se hinchó a meter goles -14 en Liga y dos más en la Copa- y en la que era una pesadilla para los rivales.

«Soy un jugador que siempre me he caracterizado por marcar goles»

«Soy un jugador que siempre me he caracterizado por marcar goles. No puedo prometer que los haga aquí pero ofrecerá trabajo, humildad y lo dejaré todo por la Real Sociedad», dijo cuando le pidieron que definiera sus características.

El técnico del Everton le quería

El entrenador de la Real Sociedad, Asier Garitano, ve en él el jugador polivalente, con velocidad y gol que le puede faltar en la Real Sociedad. Januzaj es habilidoso y rápido pero le falta gol, Juanmi es un rematador implacable pero fuera del área le cuesta, Bautista acaba de llegar a Primera y Willian José no puede estar en todas partes. Sandro tiene un poco de cada uno de ellos y además ejecuta las faltas con maestría. Su golpeo en las jugadas a balón parado son asistencias.

Algo bueno debe tener cuando el entrenador del Everton, Marco Silva, sorprendió a la conclusión del partido de la Copa de la Liga que jugó su equipo al asegurar que le habría gustado tener a Sandro en su plantilla esta temporada. «Es un fantástico profesional y creo en él, aunque jugar más en nuestro equipo no es fácil», aseguró. Esas palabras llegaron tarde porque Sandro estaba ya con un pie en el avión.

Sandro se formó en la Unión Deportiva Las Palmas. Sus habilidades llamaron la atención de los ojeadores del Barcelona, que lo incorporaron al cadete azulgrana. A partir de ahí fue subiendo escalones dentro del club hasta debutar con el primer equipo culé en la 14/15.

En verano de 2016 fichó con la carta de libertad en la mano por el Málaga. En la Costa del Sol firmó un año de ensueño. De hecho, estuvo muy cerca de irse al Atlético, pero la sanción del TAS a los colchoneros provocó un giro en su destino.

Así que apareció el Everton y Sandro cambió de opinión. Hizo las maletas y aterrizó en el Inglaterra, donde ha tenido un papel residual. En enero buscó una salida y la encontró en el Sevilla. Ahora llega a la Real Sociedad, que gana con él un delantero que va al espacio, con punta de velocidad para jugar al contragolpe. Sandro es un atacante completo que dará más alternativas a Asier Garitano en la Real Sociedad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos