«La Real está más equilibrada y tiene menos lagunas defensivas»