J. BIENZOBAS

Previa | Rayo Vallecano-Real Sociedad Vallecas exige trabajo y puntería

La Real quiere afianzar su posición europea con un triunfo en casa del Rayo, que viene de sumar seis puntos seguidos para seguir en Primera División

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Jugar en Vallecas genera sentimientos enfrentados para los realistas. Por un lado, es uno de los campos en los que mejor nos reciben y se respira un fútbol más puro por la cercanía de la grada y la autenticidad de su afición, muy alejada de la impostura que se vive en los grandes estadios de la Liga. Pero al mismo tiempo a la Real siempre le cuesta ganar en la Avenida de la Albufera, de hecho solo lo ha conseguido cuatro veces en sus 18 visitas en Primera División, la última hace siete años en 2015.

Hoy necesita los tres puntos en su carrera por Europa. A pesar de que la victoria del Betis en la Copa ha generado una plaza más vía Liga, no quiere dormirse en los laureles y el reto es pelearle la quinta plaza al propio Betis, que mañana visita al Getafe en el Coliseum. La mejor defensa es un buen ataque y entienden los de Imanol que solo pensando a lo grande pueden poner un buen broche a esta temporada.

Un Rayo salvado. El rival llega con la tranquilidad que le dan los seis puntos que ha conseguido en cinco días en sus dos desplazamientos a Barcelona, donde asaltó primero Cornellà (0-1) y después el Camp Nou (0-1) cuando llevaba sin ganar en Liga desde el 18 de diciembre. Estos dos triunfos le han dado vida al conjunto de Iraola que ha visto respaldada con puntos su buena propuesta sobre el verde. Con diez de ventaja sobre el descenso a falta de cinco jornadas su salvación es un hecho, aunque si hoy gana la obtendría de forma matemática sin esperar a los próximos partidos.

La mayoría de sus puntos los ha obtenido en casa, donde es el octavo mejor local con 28 en 16 encuentros, a una media de 1,75 puntos por partido que mejora incluso la obtenida por el Betis en el Villamarín. En Vallecas ha caído el Barcelona y no han podido ganar los dos equipos sevillanos y el Valencia, por ejemplo.

La baza de la Real es que su rival lleva sin ganar siete encuentros seguidos en Vallecas, aunque también es verdad que ha tenido visitantes ilustres como el Real Madrid (0-1) o Atlético (0-1), entre otros. El único que se ha llevado los tres puntos sin sufrir ha sido Osasuna (0-3) hace tres meses después de un partido muy efectivo. El resto ha tenido que sudar sangre para tomar la plaza vallecana.

Buena inercia visitante. La Real llega en un buen momento a pesar de haber sumado tan solo un punto en las dos últimas jornadas en Anoeta contra Betis (0-0) y Barcelona (0-1), equipos ante los que mereció mejor suerte a tenor de su juego. Pero fuera de casa está mostrando una imagen bastante solvente.

En marzo ganó con claridad en Mallorca (0-2) y puntuó en el Sánchez Pizjuán (0-0) después de estrellar dos balones en los palos con aquellos remates de Portu y Silva, y a principios de abril venció en Elche (1-2) tras remontar el tempranero tanto de Guido Carrillo con los de Sorloth y Le Normand. Su rendimiento se asienta en la seguridad defensiva, ya que con 19 porterías a cero es el equipo que más veces ha dejado su meta imbatida. Algo muy necesario a la vista de su falta de puntería en el área contraria.

Quedan cinco jornadas y la aportación goleadora de los Sorloth, Isak, Januzaj y Portu tiene que aparecer después de todo un curso con la pólvora mojada. Sellar el billete europeo no será nada fácil y hacen falta goles para conseguirlo.

Silva sigue sancionado. Imanol no tiene grandes novedades respecto a la última jornada, ya que el canario no jugó ante el Barcelona y debe cumplir el segundo partido de sanción que le impuso Competición por la roja que le mostró Díaz de Mera ante el Betis por hacerle observaciones. La broma del colegiado manchego ha resultado demasiado pesada.

A excepción de los lesionados de larga duración, casos de Monreal, Carlos Fernández, Barrenetxea y Oyarzabal, el resto está disponible, aunque Zubeldia ha sufrido esta semana un golpe en la nariz que le ha llevado a entrenarse con una máscara protectora y podría jugar Aritz. La gran novedad en la convocatoria es la presencia de Julen Lobete después de trabajar con el grupo durante toda la semana, que se une a los otros dos potrillos con los que viene contando Imanol en los últimos meses, Nais Djouahra y Ander Martín.

Arbitra Muñiz Ruiz, debutante que ya pitó a la Real en Cádiz

El gallego Alejandro Muñiz Ruiz será el encargado de dirigir el choque en Valleca. Se trata de un árbitro debutante esta temporada en la máxima categoría, ya que ascendió el pasado verano con solo 30 años. Cumplirá 31 el día 24 de este mes. Solo ha coincidido con los blanquiazules en el terreno de juego una vez, en la cuarta jornada del presente campeonato. Ocurrió el 12 de septiembre, en el campo del Cádiz, donde el equipo de Imanol se impuso por 0-2 con sendos goles de Oyarzabal. El segundo llegó como consecuencia de un penalti cometido sobre Sorloth que conllevó la expulsión de Cala en el 83.