Las peticiones al Olentzero par la Real Sociedad

Los periodistas de DV que siguen la actualidad de la Real Sociedad escriben sus cartas con sus deseos para un 2023 que confirme la tendencia ascendente del club

Conquistar un título delante de los aficionados
Miguel González

Hace unos años te pedí ver a la Real ser campeona otra vez, y eso ya me lo concediste en La Cartuja. Y encima ante el Athletic, que no estaba en la carta pero debí de portarme tan bien que me trajiste el regalo entero. Menuda noche aquella de Sevilla. Pero faltó lo más importante para que todos juntos pudiéramos levantar aquel trofeo, la afición, así que para este 2023 te pido volver a revivir esa sensación que ya conocimos en los ochenta y que ahora, más que nunca, vemos cerca de repetirse.

No me voy a mostrar tan exquisito como para exigir entre la Copa del Rey o la Europa League, aunque puestos a elegir me gustaría más la segunda, ya que es un trofeo que nos falta en las vitrinas. Ligas ya tenemos, Copas también y hasta la primera Supercopa la ganamos. Pero en Europa aún nos queda clavada aquella espinita de Hamburgo cuando un linier alemán nos birló el pase para la gran final tras el gol de Diego. Aquello fue una gran injusticia y aunque ya ha llovido desde entonces, no estaría de más llevarnos por fin una alegría más allá de los Pirineos. La primera pica la pusimos en Old Trafford pero ahora queda lo más difícil, encontrar el camino hasta Budapest y recorrerlo convencidos de que somos capaces de todo. Porque sin fe no hay esperanza.

Para todos los realzales -y los que no lo son- pediría salud. La maldita pandemia nos ha recordado que el fútbol sigue siendo lo más importante de las cosas menos importantes, por muchas pasiciones que mueva. Y hablando de salud, también te rogaría algo de descanso para los médicos y los fisios de Zubieta, que llevan años a tope de trabajo. Con Carlos Fernández, Monreal, Oyarzabal, Barrenetxea y Sadiq ya hemos demostrado sobradamente que no es más fuerte el que nunca cae, sino el que más rápido se levanta, pero los chavales lo pasan mal y no es plato de buen gusto verles sufrir. Que ya sabemos que el deporte conlleva lesiones, pero repártelas un poquito mejor que siempre nos toca a nosotros.

Y ya por último, por pedir que no quede, échales una mano a los árbitros para que estén más atinados. Soy consciente de que tienen un labor muy difícil, pero estos tres primeros meses de temporada han sido muy difíciles de digerir. Yo prometo ser bueno y mirarles con mejores ojos, aunque el propósito me suele durar hasta el primer Melero López que se me cruza por el camino. Y cuando hablo de árbitros incluyo a los de VAR, que ahora mandan más que los del campo. Concédeles la clarividencia para interpretar de forma correcta el reglamento.

Evolución del equipo sin perder su identidad
Imanol Troyano

Querido Olentzero: Si hay algo que deseo con fuerza en torno a la Real es que siga jugando como hasta ahora, que sea reconocible y valiente, pero que también innove y no se deje llevar por la relajación. Que no se duerma. Si algo ha demostrado este equipo desde que Imanol se sentó en el banquillo es que sigue evolucionando de su mano. Esta Real se identifica de manera decidida con un estilo de juego claro que ha recibido los elogios de todo el planeta fútbol. Gusta ver en acción a la Real, simpatices con el equipo o no. Por su propuesta de juego y, cómo no, por el nivel de sus futbolistas.

Por eso, me gustaría que esta Real campeona no abandonase sus ideales y siguiese ahondado en su libro de estilo, sin renunciar, eso sí, a posibles actualizaciones del software. Ojalá que Imanol mantenga esa capacidad para sorprendernos y nos pueda regalar mejoras del sistema como sucedió el pasado marzo cuando Oyarzabal cayó lesionado de gravedad. Entonces inventó un rombo mágico en el centro del campo que fue clave para conseguir el objetivo de clasificar por tercer año consecutivo a Europa League.

Ahora viene lo mejor de la temporada. La Real retomará la Liga en una posición envidiable y ya espera rival en octavos de final de la Europa League después de hacer los deberes de manera extraordinaria antes del parón. La Copa vuelve a erigirse como el camino más sencillo para volver a levantar un título, pero sin esa presión que suponía hace unos años. Además, cabe esperar el regreso de Oyarzabal, lo que, sin duda, insuflará más optimismo aún a la afición y a la propia plantilla.

Seguro que el cuerpo técnico ya prepara desde el laboratorio el encaje del eibartarra en el once. Como delantero, extremo o centrocampista. En un esquema 1-4-3-3, 1-4-4-2 o 1-5-3-2. Si algo ha demostrado Imanol es que tiene cintura para moldear a sus pupílos.. Durante esta pretemporada acelerada de diciembre ya se ha podido constatar que el oriotarra ha utilizado los amistosos frente al Rayo y el Leeds como un banco de pruebas para proyectar lo que se viene a partir de ahora.

Incluso reconoció que el regreso de los lesionados «nos va a abrir más el abanico para apostar por diferentes dibujos. Tenemos jugadores que se adaptan a diferentes posiciones y nos puede ir muy bien». Así que sí, espero que uno de los regalos que ya estás empaquetando sea ese. Hay herramientas y conocimiento para hacerlo posible, aunque luego sean los malditos resultados los que pongan a cada uno en su lugar.

Beste Kopa finala Sevillan eta Athletic-en aurka
Gaizka Lasa

Urde tripaundi agurgarri eta estimatua,

Aurreko urteetako eskarmentuak gidatuta, eskaera zehatza, bakarra, gauzagarria eta euskal gizartearentzat osasungarria dakarkizut honakoan. Ez naiz asmo handitan galduko ezta zerrenda luzatuko ere. Beste Kopako final bat nahiko nuke Sevillan eta Athletic-en aurka. Entendimentuz jantzita zaudenez, ulertuko duzu aurrekoa, ondo bukatu bazen ere, ez zela bete-beteko esperientzia izan. Covid artzai txakurraren zaunkak ez zigun behar bezala bizitzen eta ospatzen utzi. Zuk finala ekarri. Giroa eta garaipena gure kontu. Esan bezala, opari bakarra da.

Egoitzarekin ere ez duzu ezer egin behar. Rubiales jaunak eginda dauka negozioa lau urterako. Irudikatzen al duzu Andaluziako hiriburuan zer nolako festa eztanda araziko genukeen bi talde euskaldunok? Gure enbajadore izan zintezke. Etorri zerorre ere, nahi izanez gero, Mari Domingirekin. Urte sasoi horretan -maiatzaren 6an da finala- ez duzu lan askorik izango. Arrautzatxuakin eta kapoi pareakin merendatuko dugu nafar ardo zaharra manzanillagatik ordezkatu behar bada ere.

Opari bakarra izateaz gain, gauzagarria dela ere nabarmena da. Egun, hirugarren eta laugarren gaude Reala eta Athletic ligako sailkapenean, hurrenez hurren, ez bazenekien ere. Ez naiz ari mirari bat eskatzen. Zuk ikusi Real Madrid eta Bartzelona noiz eta nola kendu paretik. Nahiago nuke maila txikiagoko arerio baten aurka kanporatze mingarri bat izango balute, baina hor ez naiz sartzen. Zure kontu. Finala da eskaera.

Sanoa dela ere arrazoituko dizut. Bi afizioen arteko harremana zertxobait pipertuta gelditu dela iruditzen zait. Hitz egin beharra daukagu gure artekoa konpontzeko, euskaldunon modura, jan edanaren inguruan. Sevillako mahaian denok daukagu tokia. Parranda kolektibo bat merezi dugu. Seguru aurreiritzi asko uxatuko genituela festa giroan eta trago batzuren bueltan. Eta bide batez, bertakoei erakutsiko genieke derbi bat era jatorrean eta errespetuz nola bizi daiteken. Onura soziala izango luke halako batek, Olentzero, ez da nirekoikeri hutsa.

Gipuzkoarrok gainera behar dugu terapia moduan. Berriz ere aldamenekoen aurka zerbait jokoan izateko beldurra zabaldu dela sumatu dut. Bat irabazi eta istoria, badaezpada, hortan uzteko nahia nagusitu da. Eta horrela ezin da. Horri aurre egin behar diogu. Berriro irabazi eta kito! Gainera, bizkaitarrek ondo eramango lukete. Haiei ere ondo etorriko zaie berriz galtzea. Faborez, Olentzero.

Salud, por favor, porque dinero y amor ya tenemos
Raúl Melero

Kaixo Olentzero!! Como hombre sabio y ducho que eres, a pesar de que muchos piensan que como vives en las montañas, estás un poco al margen de todo, eso no es así. Y bien sabes que hay una canción que dice «Tres cosas hay en la vida: salud, dinero y amor». Seguro que no es de tus favoritas -tampoco es de las mías- pero redactando la carta, me he acordado de ella. Como la Real se ha portado tan bien este año, seguro que complaces la larga lista de regalos que te ha ido pidiendo la familia txuri-urdin. Te estaré vigilando, como aquella vez que te colaste en Zubieta saltando las grandes medidas de seguridad que hay en los accesos, porque seguro que apareces con tu zurrón cargado de regalos para todos.

Yo te voy a pedir salud. Para todos y, sobre todo, para el primer equipo. O que traigas mucho analgésicos, ibuprofenos o jarabes para que los chicos estén bien y no tengamos que preguntarle más a Imanol cuántas bajas tiene para los partidos. Es que además, la Real de dinero y de amor va sobrada. Hombre, Isak te ha ayudado un poco, eh Olentzero, para que haya más dinerito en la caja. Y de amor, creo que vamos repletos. Siempre hay una camiseta de la Real en cualquier parte del mundo, el campo está lleno de enérgicos simpatizantes, nos alegramos cuando ganamos, queremos con locura a nuestra Real, sufrimos cuando las cosas van mal. Así que de los intangibles, pedimos que nos traigas salud, que los lesionados se recuperen pronto y puedan volver a jugar que es lo que más les gusta.

De los tangibles, tenemos casi todos. Ganamos ligas en la Playstation con la Real, vestimos a las Barbie con la camiseta txuri-urdin, el puzzle del Reale Arena es muy bonito y cuesta poco hacerlo. Hombre, igual si te pido que haya más tallas de camisetas, porque sé que a veces te vuelves un poco loco con tantas peticiones que tienes.

Hombre, jugar finales (y ganarlas) seguro que ha sido el regalo estrella. Pero eso seguro que va a llegar, no tengo duda. Espero que no te moleste pero también le he escrito a Santa Klaus, no sois competencia ¿a que no?, a ver si podemos jugar un partido en Inglaterra de Europa. Pero que no sea con el Manchester United, que lo tenemos muy visto. Si no es este año, el que viene, no me importa esperar. Chelsea, West Ham, Arsenal o Newcastle, da igual. Le he escrito a él por lo del idioma, para no liarte. Vale, me has calado, sabes que le dejamos en casa unas zanahorias para los renos. Pero a ti te dejamos unos goxokis, café para que no te entre el sueño y ese chupito para entrar en calor.

Renueva a Nerea, que no haya lesionadas y llévanos a la Champions
Beñat Barreto

Querido Olentzero, desde la Real femenina queremos subir nuestras exigencias y peticiones. Las primeras cartas que te llegaron por parte de Aintzane Encinas y Larraitz Lucas, entre otras, allá por 2004 cuando se creó la sección, no pueden ser las mismas que recibirás en breve por parte de Nerea Eizagirre, Amaiur Sarriegi o Sanni Franssi. Cierto es, y te lo agradecemos de todo corazón, que poco a poco has ido cumpliendo todas nuestras plegarias. Pero formamos parte de un club inconformista, que siempre quiere más y nunca mira atrás. Cumpliste con nuestro deseo de ascender a la máxima categoría del fútbol estatal en 2006 poco después de que nos vieras nacer. También fuimos pioneros y ganamos a Papá Noel siendo el primer club a nivel estatal en implantar contratos a nuestras jugadoras en 2012 y también les proporcionamos con fichas profesionales para la temporada 12/13.

Reiteramos nuestro agradecimiento porque has cumplido fuera del campo, pero es que nosotras también hemos respondido portándonos bien con el balón en los pies. Anoeta se abrió para nosotras por primera vez en mayo de 2018 y desde entonces hemos metido a más de 20.000 aficionados en el estadio. Para que luego digan que no interesamos. También conquistamos nuestro primer título un año después con una volea de Nahikari en Granada que nos llevó a tocar el cielo. Qué decir cuando nos enfrentamos a las mejores jugadoras del mundo en la Champions. Una pena el desenlace porque merecimos mucho más. Pero como decíamos, y va de la mano con la sociedad, el fútbol femenino continúa su progresión y queremos seguir avanzando. Sin prisa, pero sin pausa.

Por tanto, apunta bien desde las montañas de lo alto de Zubieta que lo primero que pedimos es que el club, de la mano de nuestros inseparables aficionados, siga creciendo como lo viene haciendo desde el año de su creación. Pero también queremos regalos tangibles. Individualizando, queremos que Nerea, nuestra capitana y líder del vestuario, decida quedarse en casa y renueve porque termina contrato en junio del año que viene. Sabemos que tiene equipos más poderosos por detrás que insisten en su contratación, pero seguro que si hablas con ella consigues convencerle.

Por pedir, que no falte. En el primer tramo de la competición no se ha podido ver a esa Real regular y en modo apisonadora del curso pasado, aquella que nos llevó a ser subcampeonas de liga. Era imposible mantener esa eficacia durante tantos meses, pero queremos ver la mejor versión de Amaiur puesto que tiene condiciones para ser una de las mejores delanteras de la liga. También pedimos que nos respeten las lesiones, sobre todo con nuestras jugadoras de Zubieta. ¿Podrías curar ese tobillo maltrecho de Iraia? Acarrea dolor desde hace ocho meses y no ha podido ayudar como quisiera a sus compañeras desde hace mucho tiempo. No sabemos si eres experto en medicina, pero la rodilla de Cecilia está en perfectas condiciones. No queremos más roturas de cruzados y sí que la donostiarra vuelva a ser esa estrella que nos enamoró con varios goles en sus primeros partidos. Personalidad tiene para ser otra futbolista muy a tener en cuenta para los próximos años.

En el mercado invernal estará complicado reforzarse, pero nos gustarían caras nuevas en verano. Quizá somos una plantilla algo más corta que nuestros rivales directos y queremos las máximas herramientas para competir contra ellos. Nuestra ilusión es volver a terminar en puestos de Champions League, pero si puede ser te pedimos entrar en la fase de grupos para no caer a las primeras de cambio. Hemos competido contra el Bayern y casi ganamos al Barcelona en su casa. 2022 ha sido un año maravilloso, pero ya sabes que la Real es como un niño pequeño, siempre quiere más.

.