Todavía se puede

Europa todavía está ahí, pero toca ganar ante un equipo que tiene como hombre importante y destacado a Mendilibar

Todavía se puede
Roberto López Ufarte
ROBERTO LÓPEZ UFARTE

Igual que comenté que hay campos malditos para la Real, como el de Balaídos, hay equipos que se nos han dado bien, como es el caso del Eibar en Anoeta. En los cinco partidos que en casa hemos jugado con los eibarreses, solo se ha perdido un punto. Fuera es otra historia, pero en Anoeta se le da bien a la Real.

El Eibar es un equipo que habitualmente juega con un 1-4-4-2, aunque a veces utiliza un 1-4-1-4-1 y tiene como hombre importante y destacado a Mendilibar. Lo digo porque es un entrenador que saca el máximo rendimiento de sus jugadores, hasta el extremo que a veces termina por desquiciar al contrario. Todos los jugadores del Eibar saben a lo que juegan y aceptan la idea de su equipo con naturalidad.

A veces tendemos a creer que el Eibar es un equipo solo correoso, solo luchador y disciplinado, pero nada más lejos de la realidad. Es verdad que tiene esas cualidades, pero además, en los últimos tiempos ha fichado a jugadores de mucha técnica y calidad, como es el caso de Orellana, Pedro León, Enrich e incluso Inui, que se fue al Betis y ahora está en el Alavés dando un gran rendimiento, gracias a su entrenador.

A la Real en Balaídos se le juntaron muchas cosas en contra (que no son excusas). El diluvio, varios regalos y el árbitro. Los de Imanol salieron muy bien en la primera parte, teniendo el control del partido y pudiendo marcar algún gol más. La segunda parte la Real fue un espejismo desde el primer momento, con esa salida desesperada de Rulli, que fue al bulto y provocó un penalti absurdo a mi entender. También Rulli, que en la primera parte había hecho una gran parada, midió mal un centro y se quedó totalmente vendido, encajando un segundo gol. Con un jugador menos, por el exceso de vista del árbitro, el equipo le echó carácter al partido y estuvo cerca de remontar.

Ahora toca ganar sí o sí, porque yo insisto que todavía Europa está ahí. Soy de los que piensan que todavía se puede. Los dos equipos estarán mermados, el Eibar en defensa y la Real en ataque y centro del campo.