El próximo partido en casa será con el estadio acabado, con capacidad para 39.000 personas

Anoeta se cerrará hoy para los aficionados con tres cuartas partes del estadio remodelado y la próxima vez que se abra, en septiembre, será con la tribuna norte construida y por tanto con las cuatro gradas renovadas. Habrá acabado por fin la remodelación a falta de las actuaciones que se harán en las dependencias interiores y parte del entorno de Anoeta, que será también adecentado.

En el subsuelo de la nueva tribuna norte se generará un enorme espacio con capacidad para más de doscientos vehículos en el que estacionarán los camiones de las operadoras de televisión y los autobuses de los jugadores. Estos vehículos accederán por una rampa situada en la zona próxima a la estación del Topo.

A partir de la próxima semana comenzará la remodelación de la zona que afecta a las oficinas de la Real, ubicadas al lado de la puerta 0 de Anoeta. Por esta razón, tanto el lunes como el martes, la oficina permanecerá cerrada para el público, ya que se debe realizar el traslado a la que será su nueva ubicación hasta que concluya esta parte de la reforma.

Esta oficina provisional se ubicará en la tribuna este, con acceso directo desde la puerta 13. Situado enfrente del Palacio del Hielo, este nuevo espacio abrirá a partir del miércoles, en su horario habitual de atención al público (de 10 a 13 horas y de 16.30 a 18.30 horas). En esa misma zona se habilitarán también el resto de áreas del club que trabajan en Anoeta.

Avances en la Principal

Los avances que se van a realizar en la tribuna Principal a partir de la próxima semana son los mismos trabajos que se han llevado a cabo en la tribuna Este. Se procederá a la demolición de las escaleras de acceso exteriores del anillo superior, así como a la demolición del zócalo de acceso del anillo inferior. Se construirá el nuevo zócalo y accesos interiores de esta tribuna, y se colocacarán los cierres y envolventes laterales de EFTE.

En este tiempo es posible que la Real decida también levantar el césped. El polvo que se ha levantado en el transcurso de los trabajos no ha permitido que la hierba termine de asentarse y ha costado lo suyo que Anoeta presente un buen estado en cada uno de los partidos que se han jugado esta temporada.

La Real prevé instalar nuevos tepes una vez que los trabajos de la nueva tribuna norte estén ya avanzados para evitar que el polvo de las obras pueda caer otra vez en el verde.