El problema sigue siendo futbolístico

La Real no ha sido mejor que el Salzburgo, se marcha de Europa sin nada que objetar

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

  • 1

El equipo de una liga menor da una lección

Hay accidentes, golpes de mala fortuna... y luego está lo de esta eliminatoria. Se resume en una palabra: competitividad. Quizás el Salzburgo no cuente en sus filas con futbolistas de renombre, pero sin duda han dado sendas lecciones de experiencia y oficio. Es imposible pensar en algo encajando tantos goles por partido y firmando minutos que no hay por donde cogerlos. Los datos son definitivos para la Real. Un buen campo, grande; un rival que no sale a encerrarse, que va de cara y muy poco público en las gradas. No hay excusas.

  • 2

Superados en el centro del campo

Si en un partido no se podían conceder tantas pérdidas de balón en la zona de creación de juego, ese era ante el Salzburgo, con jugadores capaces de salir como balas. Lo sabían los realistas, pero no dieron una a derechas. Dio la impresión de que el gol les sacó del encuentro, porque desde ese momento las imprecisiones se sucedieron en el centro del campo. El Salzburgo tuvo pocas contras cuando el partido estaba en el aire, pero le bastaron para ganar. La Real, como casi siempre esta temporada, no estuvo bien colocada en el campo, no presionó como debía el balón y su repliegue no fue coordinado.

  • 3

Hay que ser más listos, ¿verdad, Navas?

La expulsión de Navas enterró cualquier opción. Acciones como esta confirman que la Real no está para pensar en cotas mayores. Navas no tenía ninguna necesidad de cometer esa falta porque estaba lejos de la portería de Rulli y tenía un compañero cubriendo su espalda. Errores como este cuestan puntos en la Liga y en Europa significa irse a casa.

  • 4

El segundo tiempo se hizo muy largo

Me preocupa el estado físico del equipo después de asistir a la última media hora. Los jugadores del Salzburgo pasaban como aviones a los nuestros. Espero que sea por las circunstancias del partido. Hay que asegurar la permanencia lo antes posible ahora que solo hay un partido por semana.

  • 5

Nada que reprochar en cuanto a actitud

Lo único que me consuela es que al equipo no se le puede reprochar nada en cuanto a actitud. Se ha vaciado. Su problema es otro: futbolístico. Y ya son muchas semanas que seguimos insistiendo en lo mismo.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos