Real Sociedad

Dos precedentes esperanzadores

Los jugadores no titulares el domingo ante el Real Madrid calientan ayer en el entrenamiento en Zubieta con el preparador físico, David Casamichana, en primera fila. /morquecho
Los jugadores no titulares el domingo ante el Real Madrid calientan ayer en el entrenamiento en Zubieta con el preparador físico, David Casamichana, en primera fila. / morquecho

La Real alcanzó Champions y Europa League en 2013 y 2017 sin depender de sí misma en la última jornada | Ganó la posición en la tabla a Valencia y Athletic, respectivamente, que perdieron sus partidos cuando iban de mano y tenían todo a su favor

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

La suerte está echada. La Real Sociedad se jugará a todo o nada en Cornellá sus opciones de estar en Europa la próxima temporada. No lo tiene fácil, porque no depende de sí misma, pero peor lo tenía después de perder contra el Villarreal el 25 de abril, cuando era undécima y estaba a ocho puntos del séptimo. Ahora ha adelantado a Betis, Espanyol y Alavés y le queda el último paso: superar también al Athletic. Las cuentas para ir a Europa son claras: hay que ganar al Espanyol y que el Athletic pierda en su visita al Pizjuán. No hay otra.

Llegar a la última jornada dependiendo de los demás no es lo más aconsejable, pero viniendo de donde venimos todos hubiéramos firmado llegar con opciones a Cornellá. Ahora es cuestión de hacer los deberes y esperar el fallo rojiblanco en Sevilla.

Aunque la Real Sociedad no está en la mejor posición, puede agarrarse a dos precedentes esperanzadores que vivió no hace tanto en los que no dependía de sí misma y, sin embargo, tuvieron un final feliz. El primero fue la consecución del cuarto puesto para la Champions League en 2013 y el segundo, la obtención del billete directo sin jugar previas para la Europa League en 2017. Hagamos memoria...

Los precedentes

Valencia
. Era cuarto con 65 puntos y visitaba a un Sevilla que no se jugaba nada, mientras que la Real (63) lo hacía a un Deportivo con la permanencia en juego.
Griezmann
. Un gol del francés dio el triunfo en Riazor (0-1) y el Valencia perdió por 4-3 en el Pizjuán.
Cuarto
. La Real obtuvo billete para la previa de Champions, que certificó al ganar al Lyon.
Athletic
. Era sexto con 63 puntos, los mismos que la Real, gracias al mejor golaverage. El cuadro rojiblanco visitaba al Atlético y la Real al Celta. Ninguno de los dos rivales se jugaban nada.
Juanmi.
En el descuento el de Coín hizo el 2-2 que valió su peso en oro al perder el Athletic en el Calderón (3-1).
Sexto.
La Real logró el pasaporte directo para la fase de grupo de la Europa League sin jugar previas.

Negredo, el héroe

En la temporada 12/13 el Valencia llegaba cuarto a la última jornada con dos puntos de renta sobre los entrenados por Montanier, que habían soñado con la Champions durante dos tercios del campeonato. Para alcanzarla debían ganar y que el conjunto ché no lo hiciera, ya que en caso de empate a puntos el golaverage era txuri-urdin. El Valencia visitaba a un Sevilla que era noveno y no se jugaba nada, mientras que la Real tenía que vencer en Riazor a un Deportivo que se jugaba el descenso. Combinar dos resultados favorables en ambos campos se presentaba complicado.

En el minuto 12 Banega marcó el 0-1 para el Valencia en el Pizjuán. La Real Sociedad hizo lo propio en el 21 con Griezmann, un tanto que al final fue suficiente para sumar los tres puntos después de una segunda parte en la que hubo que aguantar el empuje de un Dépor que se iba a Segunda. Pero faltaba que el Sevilla hiciera su parte del trabajo.

Antes del descanso Negredo, entonces ariete sevillista, hizo dos goles seguidos que volteraron el marcador. Además, Jonas fue expulsado y el cuadro valenciano se quedó con diez. Soldado igualó (2-2) al cuarto de hora de la reanudación, pero Negredo volvió a firmar otros dos goles para poner el 4-2.

Cuando la noticia se extendió por Riazor se desató la locura entre el sector realista. Aún faltaba media hora, pero el Valencia tenía que marcar tres goles. Al final Soldado hizo el 4-3 y la Real acabó cuarta, logrando el billete para la Champions.

Después necesitó superar la eliminatoria previa ante el Olympique de Lyon antes de acceder a la fase de grupos, en la que quedó encuadrado con el Manchester United, Bayer Leverkusen y Shakthar Donetsk. Pero esa ya es otra historia...

Juanmi, en el último suspiro

Hace dos años la Real Sociedad se jugaba con el Athletic quedar sexto y alcanzar de forma directa la fase de grupos de la Europa League sin jugar rondas eliminatorias previas. Ambos equipos figuraban empatados a 63 puntos en la tabla, pero el cuadro vizcaíno tenía mejor golaverage. Por eso el conjunto que entonces entrenaba Eusebio tenía que mejorar el resultado de los vecinos.

El Athletic visitaba a un Atlético que no se jugaba nada pero que despedía el Calderón y quería hacerlo con una victoria. La Real Sociedad viajaba a Vigo para medirse a un Celta que ya estaba de vacaciones porque su decimotercera plaza era inamovible.

Muy pronto llegaron buenas noticias desde el Manzanares, ya que Fernando Torres había firmado dos dianas para el minuto diez. Había que hacer los deberes en Balaídos, en donde al descanso el marcador reflejaba un empate sin goles.

Pero en el arranque de la segunda parte Iago Aspas -quién si no- marcó de penalti ante una Real bastante espesa a la que le costaba crear peligro ante la meta de Sergio Álvarez. En el minuto 81 Oyarzabal hizo el empate que parecía definitivo, pues en Madrid el Atlético ya tenía el triunfo (3-1) en el bolsillo.

Pero cuando se iba a cumplir el tiempo reglamentario un entonces desconocido Hjulsager, que había saltado al campo en la segunda mitad, hizo su primer gol en LaLiga con un disparo desde fuera del área que no pudo neutralizar Rulli. El sueño europeo se esfumaba salvo milagro en el descuento. Y este llegó en la última jugada, en un córner botado por Canales que Juanmi llevó al fondo de la red de un sublime cabezazo desde el punto de penalti. La Real Sociedad era sexta y accedía directamente a la fase de grupos de la Europa League, donde quedó encuadrada con el Zenit de San Petersburgo, el Rosenborg y el Vardar. De nuevo, sin depender de sí misma, había ganado un puesto en la última jornada que le servía para lograr el objetivo.

El Sevilla, presionado

Ahora no lo tendrá mucho más sencillo, puesto que ganar en Cornellá se presenta complicado por el estado de forma de su rival. En las ocho últimas jornadas solo el Barcelona (17) ha sumado más puntos que los 16 del Espanyol, que ha logrado cuatro victorias -Girona, Alavés, Atlético y Leganés- y cuatro empates -Getafe, Levante, Celta y Betis- en este tramo del campeonato.

Pero todo pasa por que el Sevilla gane al Athletic en el Pizjuán. El empate en el Wanda le da opciones de pelear por la Champions, aunque para ello deben perder el Valencia y el Getafe, que le aventajan en dos puntos. La parte buena es que sin el gol de Sarabia ante el Atlético no tendría ninguna. Por otra parte, si pierde perdería la sexta plaza en favor del Athletic. Y pactar un empate delante de tu afición después de un año tan decepcionante no parece algo sencillo de gestionar.