Urko y Olasagasti defienden una acción de balón parado. / RS

Primera RFEF Un postrero autogol da un punto al Sanse en el derbi

Tras una primera parte gris, el conjunto de Sergio Francisco encontró el premio a su esfuerzo en el minuto 85 con algo de fortuna

NEKANE IBARRONDO Bilbao.

El mini-derbi de Lezama entre el Bilbao Athletic y el descendido Sanse dejó reparto de puntos con sendas dianas en el último cuarto de hora (1-1). La del equipo realista fue anotada en propia puerta por el rojiblanco Vélez cerca de la conclusión. El gran ambiente, con unos 1.500 espectadores, eclipsó el poco fútbol de calidad y ambos equipos dejaron patente su bajo rendimiento en este arranque liguero.

La primera parte transcurrió sin grandes ocasiones para ninguno de los equipos. De partida, fue el Bilbao Athletic el que intentó llevar la iniciativa del juego y se acercó al área de Marrero con varios centros laterales que buscaban a Urain, al que no encontraron en ninguno de ellos. La posesión estuvo muy repartida durante toda la primera parte, pero ninguno se decidió a dar un paso adelante para tomar el timón del partido, lo que privó de ocasiones y convirtió el partido en un duelo de brega por la medular.

1 Athletic B

Álex Padilla; Rincón (De Jesús, min. 77), Mendibe, Eguiluz, Chasco; Rego (Vélez, min. 77), Gerenabarrena (Cabo, min. 77); Malcom, Goti, Luis Bilbao; y Urain (Unai Gómez, min. 67).

1 Real sociedad B

Marrero; Gabilondo, Arambarri, Ezkurdia (Cantero, min. 62), Zoilo; Dadie (Lespinasse, min. 79), Olasagasti, González de Zárate, Magunazelaia (Teijeira, min. 89); Javi Martón (Aguirre, min. 62) y Marín (Kortajarena, min. 62).

  • Goles 1-0 Goti (min. 75). 1-1 Vélez, en propia puerta (min. 85).

  • Árbitro Pérez Hernández (Comité madrileño). Enseñó tarjeta amarilla a Luis Bilbao, Malcom, Rego, Rincón; Magunazelaia y Olasagasti.

Mediante un córner quiso el Sanse buscar el primero del partido. Magunazelaia lo lanzó y Arambarri acabó rematando desviado en el minuto 25. Hasta el descanso, tampoco cambió en exceso el ritmo del juego, pues ambos equipos reestructuraron el juego desde atrás al llegar al centro del campo. El acercamiento más destacado fue un remate desde la frontal a cargo del visitante Dadie, que de manera mordida, buscó el gol tras el despeje de una falta lateral.

El paso por los vestuarios de Lezama no deparó ninguna sustitución. Los técnicos Bingen Arostegi y Sergio Francisco quedaron a la espera de acontecimientos para mover sus respectivos banquillos. Eso sí, salieron con otra cara ambos equipos al segundo tiempo y rápidamente mostraron sus credenciales, primero el Bilbao Athletic por mediación de Urain y, posteriormente, el Sanse con un disparo de Javi Martón. El propio Javi Martón dispuso de una de las ocasiones más claras antes de moverse el marcador, en el minuto 58: tras recortar y dejar sobre el suelo a Álex Padilla, logró rematar, pero en el último instante, apareció Eguiluz para negarle el gol al delantero tudelano.

Las ocasiones continuaron sin ser del todo claras hasta que, en el minuto 75, apareció el local Malcom sirviendo un gran centro que, tras tocar Rego con la cabeza y Luis Bilbao en dos ocasiones dentro del área, Goti se encargó de mandar a la portería. En el tramo final, el Bilbao Athletic buscó el segundo tanto para imprimirle calma al encuentro y el Sanse persiguió la igualada, la cual se produjo en el minuto 85. El francés Lespinasse, uno de los cinco revulsivos introducidos por Sergio Francisco, puso un centro desde la banda izquierda que golpeó en el local Vélez, y el balón se coló en la portería de Álex Padilla de manera inesperada.