El poso

Imanol ha logrado sedimentar en el equipo unas virtudes que hacen lógicas las aspiraciones europeas

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

Aquí la felicidad. Quién nos lo iba a decir. A la Real le sobra la última jornada porque ya tiene amarrada una plaza en la Europa League. Un exitazo. Tres temporadas seguidas en Europa. Ver para creer. No recuerdo un lunes como ayer. El WhatsApp echaba humo.

La Real dio una brillante lección de madurez, carácter y sobre todo buen juego en un e

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores