Real Sociedad

La Real pregunta por la situación de Portu tras el descenso del Girona

Portu se lamenta de una oportunidad perdida en el choque de Montilivi ante la Real Sociedad. /PABLO ALCONADA
Portu se lamenta de una oportunidad perdida en el choque de Montilivi ante la Real Sociedad. / PABLO ALCONADA

El extremo murciano de 27 años ha marcado 20 goles en sus dos primeras temporadas en Primera División, nueve en esta y once en la pasada

M. G. SAN SEBASTIÁN.

La Real Sociedad ya se ha puesto manos a la obra para confeccionar la plantilla de la próxima temporada. Uno de sus objetivos es fichar a un extremo derecho y en este sentido se ha interesado por la situación de Cristian Portugués 'Portu', uno de los jugadores más destacados del Girona de Eusebio que acaba de perder la categoría. El murciano de 27 años tiene contrato hasta 2022 pero tras el descenso el cuadro catalán se verá obligado a desprenderse de algunos de sus mejores hombres para cuadrar las cuentas y uno con los que puede hacer caja es con él.

Jugador de banda ofensivo ha firmado diez goles en la presente campaña, nueve en Liga y uno en Copa, destacando el que marcó en el Bernabéu y que sirvió paradar el triunfo a los suyos por 1-2. El año pasado anotó 11 tantos en el que fue su debut en Primera División.

El Girona es consciente de que tiene que rentabilizar a alguno de sus pesos pesados con contrato en vigor para sacar dinero mediante su traspaso y Portu es uno de ellos. Su valor de mercado es de 10 millones, una cantidad inferior a la de su cláusula pero por la que estarían dispuesto a soltarlo en Montilivi, aunque se antoja demasiado elevada para lo que querría pagar la Real. El Celta también ha preguntado por el futbolista. Que se haya interesado por su situación no significa que sea la primera opción que maneja el club blanquiazul para reforzar esa posición.

Portu se inició en la cantera del Real Murcia y fue fichado posteriormente por el Valencia en edad juvenil. Con el conjunto ché llegó a debutar en Europa y en la Liga en 2014, pero acabó firmando por dos años con el Albacete. Con el descenso del cuadro manchego a Segunda B quedó libre y fichó en 2016 por el Girona.