Datos

La Real Sociedad no consigue dejar la puerta a cero

porteros Real Sociedad
Gero Rulli aparece atento al preparador del porteros, Luis Llopis, durante el entrenamiento vespertino de ayer en Zubieta. / José Mari López

En los doce partidos disputados entre pretemporada y Liga ha encajado en todos, con un total de 19 goles

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

La Real Sociedad de Asier Garitano no ha conseguido dejar a cero su portería en los doce partidos con el de Bergara en el banquillo, ocho de pretemporada y los cuatro primeros de Liga. El dato es significativo en un equipo que quiere hacerse fuerte desde el aspecto defensivo para, desde ahí, ir construyendo un estilo de juego que desemboque en un conjunto rocoso que sea difícil de superar por el contrario.

En estos doce encuentros con Garitano ha encajado 19 goles, doce en los ensayos de verano y siete en Liga. La cifra -1,58 de media- no es en sí misma preocupante, pero sí el hecho de que los blanquiazules no hayan sido capaces de sellar su puerta.

Más

Los goles de pretemporada los recibió del Eibar (2), Real Unión (1), Osasuna (2), Zaragoza (2), Athletic (1), Alavés (2), Stuttgart (1) y Friburgo (1). Tres rivales de LaLiga, dos de la Bundesliga, dos de Segunda -Osasuna y Alavés- y otro de Segunda B, el Real Unión. Ya en el campeonato liguero le han marcado dos cada uno el Leganés, Eibar y Barcelona, y uno el Villarreal en la jornada inaugural. Los tres primeros, además, los consiguieron mientras el marcador era favorable a la Real Sociedad y los txuri-urdin activaban un marcado repliegue para defender la renta.

Asignatura pendiente

Los envíos desde las esquinas al área propia siguen siendo un quebradero de cabeza. No es un problema de ahora sino una remora que se arrastra desde el curso pasado y que viene de hace dos veranos. La defensa-tipo de la mejor Real Sociedad que fue a Europa con Eusebio en la 16/17 estaba compuesta por Carlos Martínez, Navas, Iñigo y Yuri, cuatro defensas de envergadura que iban bien por arriba. De un plumazo mutó a otra formada por Odriozola, Aritz, Llorente y Kevin, ante los problemas físicos que arrastraron Navas e Iñigo en el arranque del curso pasado.

Esta circunstancia y un estilo de juego que dejaba muy expuesta a la parte de atrás derivó en una acumulación de goles en contra, la mayoría de ellos originados en centros desde las esquinas. Solo con la llegada de Imanol logró paliarse algo esta tendencia, lo que se tradujo en una mejora competitiva colectiva.

Desde julio la Real Sociedad ha encajado ocho de esos 19 goles (el 42%) en jugada después de centros laterales. Abrió la lista David García (Osasuna) en Bergara tras un servicio desde la derecha del ataque rival al que no pudo anticiparse Le Normand. En Tafalla el Zaragoza se adelantó en el marcador tras un penalti cometido por Kevin a Baselga en el segundo poste en un centro desde la izquierda. En el amistoso contra el Alavés en Zarautz, los dos goles babazorros tuvieron su origen en las esquinas. El primero fue introducido en propia puerta por Zubeldia en un centro de Javi López y el segundo llegó de penalti tras derribo de Gorosabel a Bastón en el segundo poste.

Los dos tantos recibidos en Alemania contra el Stuttgart y el Friburgo también llegaron en sendos centros al área. En el 1-0 del Stuttgart Akolo remata solo cerca de Rulli ante la mirada de Llorente, Héctor Moreno y Kevin un envío del lateral zurdo Insua. El Friburgo igualó (1-1) en un penalti cometido por Gorosabel sobre Frantz tras un balón colgado por el lateral derecho Stenzel.

Ya en LaLiga el Eibar remontó el tanto inicial de Willian José en dos jugadas que tuvieron su origen en las bandas, una por la izquierda y otra por la derecha. En la primera Arbilla se coló hasta la cocina para buscar el pase a atrás. Enrich fijó a los dos centrales y dejó pasar el balón para que Cardona empujase a placer. El 2-1 fue un centro de Jordán en el que Charles le robó la cartera por arriba a Héctor Moreno.

Cuatro goles de córner

A estos problemas que sufre la Real Sociedad para neutralizar el juego rival por bandas hay que añadir cuatro goles más que ha encajado en lanzamientos de córners. El primero llegó en el amistoso inicial contra el Eibar, cuando Kike García marcó de cabeza en el segundo poste tras un envío de Pere Milla. En Azkoitia fue Etxabeguren el que dio el empate al Real Unión (1-1) tras un testarazo que superó a toda la defensa blanquiazul tras un lanzamiento de esquina de Sanz.

El sábado pasado el Barcelona remontó el gol de Aritz con sendos goles en córners marcados en apenas tres minutos por Luis Suárez y Dembélé. Cuando algo se repite tantas veces en el tiempo deja de ser casual para convertirse en algo causal.

En total salen doce goles encajados por los problemas que tiene la Real Sociedad para defender centros laterales, sean en juego o a balón parado, lo que representa un 63% de los recibidos, prácticamente dos de cada tres. Lo peor de todo es que el central que mejor va por arriba, Diego Llorente, está de baja hasta diciembre y Raúl Navas no termina de superar sus problemas en la rodilla.

Otro tanto, el del empate del Leganés en Butarque (2-2) también fue consecuencia de la debilidad en el juego aéreo, aunque en este caso se trató de un golpeo frontal de Siovas que Santos peinó ante Aritz y El Zhar rebañó tras adelantarse a Héctor.

De los seis goles que restarían por clasificar solo tres han sido producto del contragolpe adversario, lo que demuestra la mejoría que ha experimentado el conjunto realista en las transiciones defensivas, aunque haya sido a costa de bajar considerablemente su posesión del balón. Los verdugos fueron Nacho Vidal (Osasuna) tras aprovechar un balón perdido por Zurutuza que fue jugado inteligentemente por Olavide; Williams (Athletic) en el derbi jugado en Gal después de una pérdida de Mikel Merino; y Gerard Moreno (Villarreal) en la jornada inaugural en La Cerámica en un balón que no supo sujetar Merino.

Dos tantos han sido encajados en disparos desde fuera del área. El primero fue de Jordan a Zubiaurre en el amistoso de Ipurua y el otro de El Zhar a Rulli en el 1-2 contra el Leganés en Butarque. Ambos goles fueron más mérito de los atacantes que demérito de los porteros.

Faltaría por reseñar el tanto que dio el triunfo al Zaragoza en el ensayo de Tafalla, que fue una jugada individual en la que Soro, que acababa de entrar al campo, cortó por mitad de la defensa de la Real Sociedad y cruzó ante Moyá.

 

Fotos

Vídeos