Zubimendi intenta controlar un balón ante la presión de un jugador del Getafe. / Manu Reino

Del piropo a la trampa de Míchel

La Real se resiste a perder a pesar de la acumulación de partidos, los lesionados y de ponerse por debajo en el marcador, y obtiene un punto que bien vale un coliderato

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

1

Marcaje al hombre que impide la elaboración del juego

«Nos gustaría ser un equipo como la Real», declaró el entrenador del Getafe, Míchel González, en la previa del encuentro. El piropo reveló a las claras la opinión que tiene el técnico madrileño sobre el conjunto txuri-urdin. Y se notó que tenía estudiado a los realistas. El cuestionado preparador azulón planteó en su equipo un centro