Perdidos en la posesión

La Real toca fondo y vuelve a caer ante un equipo que se limitó a aprovechar sus errores

Perdidos en la posesión
Pedro Soroeta
PEDRO SOROETA

La Real dio ayer otro paso atrás. Perdió en Anoeta frente al colista, que no había sumado fuera, y lo hizo de una forma muy bien conocida a estas alturas: cometiendo errores de bulto al querer jugar el balón desde atrás. El Málaga, como han hecho otros tantos, se limitó a aprovechar esos fallos para llevarse la victoria de Anoeta y dejar a los de Eusebio muy tocados, sino hundidos completamente. El once realista sigue mostrando una notable fragilidad en defensa y, ahora también, una total ineficacia en ataque porque, pese a todo, sigue contando con ocasiones de gol de todos los colores. Pero lo que antes terminaba en gol ahora no lo hace. Es innegable también que hay jugadores que acusan la acumulación de partidos y no están ni con la chispa ni el acierto de meses anteriores.

Te ganan con casi nada

Muchas cosas malas tuvo de nuevo la Real frente al Málaga, pero quizá la peor sensación que tenemos todos es que ahora mismo le ganan jugando simplemente a verlas venir, a esperar el fallo en el inicio de la jugada. Durante muchos encuentros hemos visto a los de Eusebio salir de la presión adelantada del contrario hasta con brillantez. Ahora, cualquier equipo que se pone delante y presiona arriba es una tortura. No recuerdo una sola jugada de mérito en ataque del Málaga, una combinación de sus jugadores que les llevara a plantarse en el área realista en ventaja. Los de Míchel marcaron en dos penaltis que nunca debieron de existir, ya que se produjeron en sendos fallos garrafales, sobre todo el primero. Pero los rivales juegan a esperar ese fallo. Y en el último mes todos tienen premio.

Las tres victorias en las tres primeras jornadas; sin ese comienzo la Real estaría ahora hundida Lo MEJOR

Los rivales ganan sin hacer casi nada; se limitan a aprovechar las pérdidas en la creación LO PEOR

Solo dos victorias en Anoeta en Liga, frente a Villarreal y Eibar; el problema es grave EL DATO

La Real falló dos claras ocasiones al principio; el Málaga marcó antes de tener una LA CLAVE

Lo que fue y lo que es

Es una palabra que me empieza a resultar maldita. Me refiero a la posesión, algo que en el fútbol de ahora no determina en absoluto un resultado, como estamos viendo. Ayer la Real volvió a tener la maldita posesión, tuvo el balón casi el 70%, dio el doble de pases que el contrario... pero no le sirvió de nada. De nada bueno digo, porque en una jugada en la que quiso jugar el balón desde atrás terminó cometiendo un penalti que le puso todo muy cuesta arriba. Esto de la posesión se está convirtiendo en una condena, porque además una cosa es quitarle el balón al contrario y otra que el contrario te lo deje tener, si todo lo que vas a hacer es pasar y pasar el balón sin ninguna profundidad. Es verdad que hace no mucho hemos visto al once de Eusebio ser una máquina de hacer juego desde la posesión. Había ritmo, había profundidad, había dinamismo..., y sobre todo, había efectividad, algo de lo que ahora también adolece el equipo. Hace un par de meses la Real se hubiera puesto 2-0 ganando en el partido de ayer porque los cabezazos en el inicio de Oyarzabal e Iñigo Martínez habrían entrado. Pero es que, sin la chispa de entonces, la efectividad también ha desaparecido. Sigo pensando que, para colmo de males, el técnico tampoco acierta con los cambios últimamente y no tiene un plan b al que acudir cuando las cosas se tuercen, como en el encuentro de ayer. Y ojo, se han escapado muchos puntos ante equipos peores. Ahora, hasta finales de enero, el calendario se va a complicar. Y mucho...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos