Joaquín Ferrera, el seguidor de la Real que se llevó de Valencia de Alcántara un precioso escudo txuri-urdin. / LUSA

Realistas por el mundo

Un pequeño pero orgulloso reducto txuri-urdin en Cáceres

Una publicación en redes sociales sobre un escudo realista tallado en corcho descubrió la existencia de una panadería extremeña con aroma a sentimiento blanquiazul

Eneko P. Carrasco
ENEKO P. CARRASCO Donostia

Esta es la historia de uno de los pequeños reductos txuri-urdin que existen en tierras extremeñas, un relato que comienza con una publicación viral en Twitter: «Estoy en Valencia de Alcántara (Cáceres), voy a comprar pan a la panadería, el panadero me ve el escudo de la Real que tengo tatuado y él también es de la Real. Mirad qué me ha re

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores