Selección

Paredes y Nahikari cumplen ante Canadá

La española Silvia Meseguer conduce el balón entre dos jugadoras canadienses ayer en Las Gaunas. / EFE
La española Silvia Meseguer conduce el balón entre dos jugadoras canadienses ayer en Las Gaunas. / EFE

La defensa legazpiarra jugó todo el partido y la delantera de Urnieta la segunda parte en el empate de España ante un fuerte rival para preparar el Mundial de Francia

EFE LOGROÑO.

Las selecciones femeninas de España y Canadá empataron a cero ayer en un partido amistoso previo al Mundial de Francia de junio en el que la presión de las norteamericanas y su capacidad física determinaron un encuentro con muy pocas ocasiones de gol. La defensa legazpiarra Irene Paredes, siempre segura, disputó todo el partido, mientras la veloz delantera de Urnieta Nahikari García jugó toda la segunda parte y aunque lo intentó, apenas gozó de ocasiones.

0 ESPAÑA

Lola Gallardo; Celia Jiménez (Ona Batle, m.61), Irene Paredes, Ivana Andrés, Marta Corredera; Sandra Hernández (Alba Redondo, m.46), Virginia Torrecilla, Silvia Meseguer (Patri Guijarro, m.79); Amanda Sampedro (Irene Guerrero, m.74), Andrea Falcón (Olga García, m.56) y Jeni Hermoso (Nahikari García,m.46).

0 CANADÁ

Stephanie Labbe; Allysha Chapman (Adriana Leon,m.70), Kadiesha Buchanan, Shelina Zadorsky, Sophie Schmidt (Rebecca Quin, m.70); Ashley Lawrence, Desirre Scott, Jesie Fleming (Jordyn Huitema, m.46), Janine Beckie; Christine Sinclair y Nichelle Prince (Jayde Riviere, m.70).

Árbitra:
Lizzy Van Der Helm (Holanda).
Incidencias:
Unos 3.000 espectadores en el Estadio de Las Gaunas de Logroño, en el último amistoso del equipo español antes de viajar a Francia, donde disputará el Campeonato del Mundo.

Pese al empate, el combinado español, que vistió de blanco, puede extraer conclusiones positivas de un duelo en el que se medía a una selección más fuerte y experta y fue capaz de competir en todo momento. Le faltó, eso sí, más capacidad de ataque para inquietar a Canadá, algo en lo que puede mejorar desde la semana próxima, cuando incorporará a las jugadoras del Barcelona, que todavía no están en la concentración.

Canadá, quinta selección del ranking mundial, enseñó a España (13ª) desde el inicio del partido cómo plantear un encuentro de forma segura. Dedicó los primeros minutos a estructurar su defensa y a juntar su líneas. Dejó el balón a las de Jorge Vilda en esos minutos y por momentos dio la sensación de que las de Jorge Vilda podían tutear a un rival de calidad.

Las españolas querían llegar, ponían voluntad, pero sus jugadas apenas llegaban al área de las canadienses, con la excepción de una jugada de Meseguer que acabó en córner al borde del cuarto de hora. Pero tras asentarse en el campo, Canadá empezó a ir a más, a buscar el balón y a adelantar su presión, con lo que llegó a ahogar a las españolas.

Querer y no poder

Así, el partido se diluyó por momentos, entre un equipo que quería pero no podía, España, y otro que conseguía imponer su presión, Canadá, aunque tampoco creaba ocasiones. De hecho, en todo el primer tiempo lo más emocionante fue un disparo desde casi el centro del campo de Virginia Torrecilla, que salió rozando el larguero en el minuto 25.

Pero salvo eso, la presión defensiva de Canadá lo condicionó todo antes del descanso y determinó un juego poco vistoso, salvo por el despliegue físico que fueron capaces de hacer las americanas. Una superioridad que fue a más tras el descanso, sin que España lograra retener el balón lo suficiente como para hacer un juego estructurado.

Así, se limitó a tratar de sacudirse la presión de su rival, algo que consiguieron en varias acciones, aunque siempre con pérdidas de balón prácticamente al pasar el centro del campo. Canadá, por su parte, tampoco tuvo acciones claras, pero poco a poco su poderío le permitió aportar una sensación de superioridad y de tener un planteamiento claro que podía darle premio.

Los cambios en los dos equipos (entre ellos el de Patricia Guijarro, que volvía a un campo tras varios meses lesionada) rompieron un poco el ritmo de juego en la recta final del partido, aunque Canadá siguió con más personalidad. No obstante, ninguno de los dos equipos logró llevar peligro al área rival, salvo las visitantes, que primero por medio de Huitema dieron un susto y luego, ya en el minuto 82, estuvieron cerca de marcar en un disparo de Adriana León que taponó dentro del área la legazpiarra Irene Paredes.

Más