La paciencia, nuestra gran aliada

La lectura de partido que hicieron Imanol y los jugadores ante el Villarreal fue excepcional. Desde el primer minuto, la Real tuvo la paciencia suficiente para mover el balón de un lado a otro

Roberto López Ufarte
ROBERTO LÓPEZ UFARTE

La lectura de partido que hicieron Imanol y los jugadores ante el Villarreal fue excepcional. Desde el primer minuto, la Real tuvo la paciencia suficiente para mover el balón de un lado a otro. Sin prisa, intentado buscar la mejor solución en cada momento y desgastar a un 'miedoso' Villarreal que se dedicó a defender sin salir del centro del campo, sobre todo en la primera parte. Nuestro equipo tuvo problemas cuando quiso entrar por pasillos interiores al ver cómo el equipo entrenado por Unai Emery acumulaba muchos jugadores en esa zona con Parejo, Capoue y Coquelin. Algunos aficionados entendían que la Real jugó menos directa que otros días y abusaba de los pases, pero a mi entender era lo correcto, porque al no poder entrar por dentro habría que hacerlo por fuera con las incorporaciones de los laterales, sobretodo Alex Sola, –me encantó su partido– y Aihen que pusieron en aprietos a Gero Rulli.

El encuentro ante los castellonenses es ya pasado, se quedaron los tres puntos en casa de forma meritoria y hoy frente al Sheriff, me temo que nos espera más de lo mismo. A la Real le bastaron los veinte primeros minutos de la segunda parte en el partido disputado en Moldavia para decantar el partido a su favor. El Sheriff, que juega con un sistema 1-5-4-1, que a veces pasa a 1-5-3-2, cuenta con jugares pegajosos y correosos pero sin la calidad que atesoran los nuestros. Así que hoy habrá que tener también paciencia como en el choque contra el Villarreal. Creo que en este tipo de envites es muy importante no querer marcar el segundo gol antes del primero.

Con respecto a las rotaciones, creo que con el parón por el Mundial de un mes y medio, esto nos va a permitir que los nuestros no tengan tantos partidos en las piernas. Se habrán jugado antes del Mundial catorce jornadas de Liga, seis de Europa League y una de Copa, en total 21 partidos. Los jugadores de hoy en día están más capacitados para aguantar todos estos partidos y las rotaciones solo tienen sentido para tener a todos los jugadores enchufados y así estar preparados para rendir sin que se note la diferencia. Así que habrá que ganarle al Sheriff con paciencia y sin pensar en el partido del domingo contra el Celta.