Selección

Merino marca el gol de la victoria de la Sub-21

Merino celebra el gol que ha marcado con la Sub-21./EFE
Merino celebra el gol que ha marcado con la Sub-21. / EFE

Además del navarro, los jugadores de la Real Sociedad Mikel Oyarzabal e Igor Zubeldia han jugado de inicio

IKER MENDIA

Mikel Merino ha sido el gran protagonista de la victoria de la selección española sub-21 que se ha impuesto este jueves por 1-0 a Rumanía, en un partido amistoso preparatorio para el próximo Campeonato de Europa de la categoría, disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes de Granada. El centrocampista de la Real Sociedad ha marcado el gol de la victoria con un remate de cabeza en la segunda mitad. Además Merino, Mikel Oyarzabal e Igor Zubeldia también han jugado desde el inicio.

España fue mejor que Rumanía, sobre todo en el primer tiempo, aunque su buen juego y muchas ocasiones contrastaron con su poca capacidad para definir bien en los últimos metros.

España dominó de forma abrumadora en la primera parte, con capacidad para recuperar rápido el balón y trenzar buenas acciones ofensivas gracias a la movilidad entre líneas de Mikel Oyarzabal, Pablo Fornals y Carlos Soler, los tres jugadores que actuaron por detrás de Borja Mayoral.

Sin embargo, el combinado español careció de pegada y de acierto, ya que pisó varias veces el área rival con peligro pero sin ser capaz ni de marcar ni de poner en muchos apuros al meta rumano Ionut Radeu.

Mikel Merino dispuso, al cuarto de hora, de la primera ocasión pero su volea tras un rechace se marchó fuera por poco pese a que estaba en franca posición para marcar.

Mediado el primer tiempo Borja Mayoral y Reguilón pudieron marcar el 1-0 en la opción más clara del primer tiempo, pero Radeu despejó el chut del punta y, después, el zaguero Adrian Rus sacó bajo palos el remate de Reguilón, que había cazado bien el rechace.

La segunda parte comenzó con otra buena jugada de Oyarzabal que finalizó bien en el punto de penalti Borja Mayoral, que se topó con una buena intervención en dos tiempos de Radeu para evitar el gol.

Cuando menos apuros pasaban los rumanos, en el ecuador del segundo acto, y De la Fuente preparaba a Carles Aleñá, otro debutante, y a Dani Olmo para que España metiera una marcha más en su juego, llegó el gol. El cabezazo del jugador del Tenerife Jorge Saenz en un saque de esquina se estrelló en el larguero y Mikel Merino estuvo más listo y rápido que nadie para cazar el rechace y marcar en boca de gol el 1-0.

El tanto no cambió la decoración del choque, ya que España siguió mandando y tanto Carlos Soler como Rafa Mir rozaron el 2-0, pero ninguno remató bien.

Rumanía sólo dispuso de una buena opción para empatar, en un buen testarazo de Rus Adrián que sacó con una buena intervención Unai Simón, mientras que Rafa Mir volvió a tener el 2-0 en sus botas pero su chut se estrelló en el poste.